La optimización de las instalaciones eléctricas y de la caseta de operación, fueron el principal foco de la segunda fase del proyecto de mejoras del APR Río Colorado, iniciativa impulsada conjuntamente por su Comité y la empresa Colbún, a través de su Complejo Hidroeléctrico Aconcagua.

La iniciativa tiene como objetivo contribuir al suministro de agua continuo para uso personal y doméstico en los sectores de Primera Quebrada, Chacayes Bajo, Río Colorado, Villa Aconcagua, Los Peumos y Vilcuya, beneficiando a cerca de 2 mil vecinos de Camino Internacional.

El proyecto consideró la normalización de tableros eléctricos, alimentador y empalme, canalizaciones y cámaras; la instalación de iluminación solar; y mejoras en las dependencias que alberga la caseta de control y del grupo generador de respaldo.

Marta Lazo, presidenta del Comité de APR Río Colorado, detalló que cada una de las nuevas mejoras sirve a un propósito, principalmente relacionado a reforzar el suministro de agua seguro. “Reforzamos la parte del grupo generador, al que se le protegió a través de un muro de ladrillos sólido. Aparte se hizo una extensión de techo, cuya particularidad es que es desmontable para cuando se tengan las mantenciones del grupo generador. También se hicieron las rotulaciones en los tableros de control y fuerza, así que ahora está normalizado como debiese ser, bajo la norma SEC”, sostuvo.

Junto con lo anterior, la dirigente explicó que “cuando recibimos este Comité no estaba nada en norma, ni los tableros, ni la parte eléctrica, ni las salas de cloración; ni menos teníamos un grupo de respaldo. Con esto damos continuidad y aseguramos que la comunidad tenga su agua continua las 24 horas del día”, destacó.

Por su parte, José Maulén, operador del APR, afirmó que el mejoramiento realizado a la caseta de bombas no sólo es un aporte a la comunidad, sino también una contribución a las labores diarias. “Son proyectos que hemos adquirido para tener un mejor servicio a las personas. Monitoreamos los estanques y encendido de bombas para saber en qué momento la bomba se detiene, para venir a ver si hay alguna falla que pueda tener y esto nos facilita mucho el trabajo cuando hay una alarma donde tenemos que acudir”, expresó.

En tanto, Gonzalo Palacios, jefe de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Colbún, manifestó que “esta iniciativa busca dar continuidad a un trabajo colaborativo iniciado hace unos años atrás, dirigido a generar las condiciones para que el APR Río Colorado pueda brindar un suministro continuo de agua potable, en un contexto donde cada vez el recurso se hace más indispensable y vital para las comunidades aledañas”

Cabe destacar que la primera etapa del proyecto de mejoras del APR Río Colorado contempló la incorporación de un grupo electrógeno de respaldo, a fin de garantizar la entrega de agua cuando no haya electricidad; así como una revisión de los tableros de fuerza y control del APR.