Uno de los principales desafíos del sistema eléctrico nacional es la vinculación del componente arqueológico en el desarrollo de proyectos de diversas tecnologías renovables, es por esto, que Generadoras de Chile realizó una jornada de trabajo para abordar los principales problemas, desafíos y soluciones que enfrentan los proyectos energéticos en relación con el patrimonio arqueológico en el marco del SEIA.

La actividad organizada por el gremio contó con la participación de más de cuarenta profesionales de las empresas asociadas, y el apoyo de un equipo de docentes del Departamento de Antropología de la Universidad de Chile, quienes dieron inicio a la jornada con presentaciones sobre la normativa patrimonial arqueológica chilena, y la evaluación del componente arqueológico en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

Posteriormente, se presentaron cuatro casos que tienen relación con proyectos desarrollados por empresas asociadas, con el fin de generar una discusión a partir de la experiencia práctica.

La directora de Medio Ambiente y Cambio Climático de Generadoras de Chile, Carolina Pizarro, comentó que «trabajamos para que nuestras empresas socias puedan avanzar en abordar el componente arqueológico de manera temprana y con los mejores estándares, como también compartir con los funcionarios públicos los desafíos en temas clave como la gestión de permisos, fundamental para la transición energética y el desarrollo de proyectos de generación”.

Desde el gremio destacaron que esta actividad forma parte de un plan de trabajo, dirigido a desarrollar propuestas del sector para la mejora en la aplicación de criterios metodológicos, la gestión de permisos, y otros desafíos identificados como relevantes para el componente arqueológico en el desarrollo de proyectos renovables.