La Comisión de Minería y Energía del Senado inició la discusión del proyecto que modifica la Ley General de Servicios Eléctricos en materia de transición energética, que posiciona a la transmisión eléctrica como un sector habilitante para lograr la carbono neutralidad.

La propuesta ingresada por el Gobierno, que deberá ser revisada por la Comisión de Hacienda, busca descongestionar las líneas de transmisión eléctrica facilitando la operación de las empresas generadoras. Lo anterior, a través de mejorar la institucionalidad, agilizar las obras de infraestructura, concretar los primeros pasos para la licitación del proceso de almacenamiento a gran escala y establecer cambios en los ingresos tarifarios.

El ministro de Energía, Diego Pardow, detalló la propuesta en primer trámite a los senadores de la instancia legislativa, quienes le consultaron cómo esta norma se traduciaría en mejoras para las generadoras y los consumidores.

Al respecto, el secretario de Estado sostuvo que «en el corto plazo (2023-2026), las compañías de ERNC podrán obtener ingresos por rentas por congestión; en el mediano (2026-2030), se verán cambios producto de la puesta en marcha del Sistema de Almacenamiento de Energía a Gran Escala y, en el largo plazo (2030-2035), veremos cómo el sistema se descongestiona totalmente con la línea de transmisión Kimal-Lo Aguirre«.

Tráfico de influencias

Durante la sesión los parlamentarios de la instancia también hicieron ver al ministro su molestia al enterarse por la prensa de que el Ministerio Público se encuentra investigando a la cartera por posible tráfico de influencias en el marco de la tramitación de la ley de estabilización de precios de la electricidad de 2022. La indagatoria apunta a establecer la relación que tendría el ex ministro Claudio Huepe y entonces su jefa de gabinete con empresas eléctricas.

Tras ser aludido, la autoridad reconoció entender «la frustración que genera en los senadores que no le hayamos hecho saber aquello en su momento”. De hecho, los congresistas le hicieron ver que hace más de seis meses el Ministerio sabía del caso, a lo que Pardow respondió que en septiembre pasado la cartera debió responder un oficio de la PDI.

“No tengo más antecedentes respecto a la investigación. Esto fue un oficio que fue contestado hace seis u ocho meses atrás, entregando los antecedentes correspondientes, sin perjuicio de que entiendo la frustración que señalan y no volverá a ocurrir”, cerró el titular de Energía.