Tras el ataque incendiario al Parque Eólico Caman, perteneciente a la empresa Mainstream Renewable Power, en un nuevo capítulo del programa radial Girl Power, la directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), Ana Lía Rojas, analizó el escenario que está enfrentando el sector de las energías renovables en el país.

Este atentado lo sufrió una empresa socia emblemática de Acera, que se ha caracterizado por sus cuidadosas políticas respecto al tratamiento comunitario. Es uno de los momentos más duros que ha tenido la industria de las energías renovables en Chile”, sostuvo.

En ese sentido, detalló que desde Acera han mantenido constantes conversaciones con el Gobierno para abordar los temas de seguridad, enfocándose en los robos de infraestructura que generan un mercado negro en el norte del país, junto a la reclamación territorial de las comunidades en la zona sur.

Desde Acera queremos que haya una labor preventiva, pero también un seguimiento, porque los equipos que se roban tienen un mercado negro secundario asociado. Sobre la reclamación territorial, muchas personas simplemente no quieren que se construyan instalaciones cerca de sus hogares. No quieren proyectos de desarrollo de ningún tipo. Y en transición energética necesitamos tener 22.500 MW de energías renovables y almacenamiento para poder reemplazar al carbón”, explicó.

Respecto a las preocupaciones del sector, la ejecutiva señaló que se han diagnosticado recortes o disminuciones de la capacidad de inyección en las plantas renovables, diferencias en los precios de inyección y retiro junto a los costos marginales cero. “En Chile tenemos un mercado de contratos, o sea, toda la energía que está en el sistema está bajo contratos y lamentablemente no ha habido el suficiente desarrollo de la transmisión para crear un mercado eléctrico común”, apuntó.

Además, planteó la necesidad de “inyectarle competencia al mercado e incorporar energías renovables a la matriz”. Agregó que “la Ley de Transmisión no ha sido lo que se prometió y en Acera vemos que hay contenidos legales que no se cumplieron”.

Por último, Ana Lía Rojas abordó la visita de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para profundizar las relaciones con el Acuerdo Marco Avanzado.

“Hay un crédito comprometido para incentivar y estimular las inversiones que se requieren para el hidrógeno verde. Muchas empresas nacionales hoy están con estrés, ya que tienen capitales europeos y no hay avances concretos”, cerró.