Con un plan que incluye la articulación público-privado, abordar aspectos normativos, fortalecer la difusión y formar capital humano, se lanzó el programa estratégico regional “Hidrógeno verde para la descarbonización de los sectores productivos de la Región del Biobío”, que lidera Corfo Biobío, y en el que es parte la UCSC a través del Centro de Energía.

Según explicó la directora ejecutiva del Comité Corfo Biobío, Roberta Lama, “parte de este trabajo de construir un programa estratégico regional es constituir una gobernanza compuesta por representantes de los sectores públicos, privados y academia, porque si queremos alcanzar los objetivos propuestos a 2050, necesitamos a todos los actores para trabajar juntos en generar la hoja de ruta y acortar brechas a partir del sector productivo”.

Por parte del sector privado, el programa cuenta con la participación de Colbún, Enap, GasSur, Consorcio Eólico, CAP y GIZ, entre otras, mientras que desde el sector público se encuentra el Gobierno Regional del Biobío, Seremi de Energía y Corfo Biobío. En el eje de academia se ubican las Universidades Católica de la Santísima Concepción y de Concepción.

De acuerdo al Gobernador del Biobío, Rodrigo Díaz, “una de las oportunidades de trabajo que tiene este grupo es la capacidad de hacer propuestas de mejora. En el gobierno regional vamos a defender siempre nuestro sistema industrial, porque lo necesitamos. Si no lo defendemos, cuidamos y colaboramos para que mejore, no hay empleos. Por eso, lo que vamos a sacar son aprendizajes, brechas a mejorar, procedimientos y normativas para impulsar una matriz productiva más limpia”.

El programa tiene la misión de diseñar la estrategia para impulsar la industria del hidrógeno verde con el fin de descarbonizar la matriz productiva. La UCSC es una de las instituciones que ha tenido importantes avances a nivel regional, con la adjudicación de proyectos relacionados con el hidrógeno verde.

Al respecto, el director del Centro de Energía de la UCSC, Dr. Ricardo Lizana, destacó la instancia como una oportunidad para aportar desde la academia a los desafíos propuestos en el programa.