Con una ceremonia de pre inauguración encabezada por los ministros de Energía, Diego Pardow, y de Medio Ambiente, Maisa Rojas, además del delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, y la GORE, Cristina Bravo, se dio el vamos a la construcción de la planta fotovoltaica Gran Teno, ubicada en la comuna homónima de la región del Maule.

Esta central, que desarrollará la empresa Grenergy, producirá energía limpia y contribuirá a la meta nacional de carbono neutralidad, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y aportando a la adaptación al cambio climático desde el sector energético.

El ministro Diego Pardow resaltó que durante el 2022 hubo cerca de 100 nuevos proyectos de generación en el país. “Nuestro compromiso como gobierno es doblar esa meta, para que este 2023 sean 4,3 GW y este es un proyecto que lo hace especial, ya que es la mayor planta solar que existe al sur de Chile, lo que tiene ventajas de localización que lo hacen aislarse de los problemas de transmisión que existen al norte”, explicó.

El proyecto consiste en la instalación y operación de una central solar de 655 Watts de energía por cada panel, sumando una potencia instalada de 240 MW. Además, contará con una subestación elevadora, seccionadora y una línea de evacuación de alta tensión (154 kV) que se conectará a la línea Itagüe–Tinguiririca.

“El proyecto Gran Teno beneficiará a más 60 mil hogares con energía renovable y, por lo tanto, juega un papel importante en nuestro compromiso que tenemos por ley, a través de la Ley Marco de Cambio Climático, para alcanzar la carbono neutralidad a más tardar en 2050. En los próximos años vamos a pasar de producir (energía) quemando petróleo, carbón, diésel de manera sucia y contaminante, a producir de forma limpia a través de energías renovables como es la energía solar”, destacó la ministra Maisa Rojas.

Esta planta está contemplada con una vida útil de 30 años y se suma a otros proyectos que Grenergy ha adquirido en Chile para la venta de energía a largo plazo, de aproximadamente 240 GWh al año, y cuya entrada en operación está prevista durante 2023, logrando una reducción de 214.067 toneladas de CO2 al año.