El Observatorio de Carbono Neutralidad, entidad perteneciente al Centro de Energía de la Universidad de Chile, trabaja para entregar proyecciones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), con un nivel de segregación regional que permita conocer la información sobre las emisiones no solo a nivel nacional, como se realiza actualmente, sino también incluyendo un análisis por zona o región del país.

En entrevista con Revista Electricidad, el subdirector del Centro de Energía, Carlos Benavides, destacó que estos análisis regionales forman parte de las nuevas metas en las que trabaja el Observatorio para 2023, además de incorporar información de manera más periódica.

“La idea es actualizar los resultados de manera trimestral y también actualizar el inventario al año 2022. De igual forma estamos trabajando en una actualización de las proyecciones considerando los nuevos escenarios de crecimiento del PIB que se estimen para el año venidero, ya que las estimaciones también dependen de algunas variables macroeconómicas”, explicó Benavides.

El académico manifestó que permanentemente están actualizando los resultados en su plataforma y que para efectos de las estimaciones de emisiones de GEI, utilizan las metodologías del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), perteneciente a las Naciones Unidas, y del inventario de GEI, pero usando fuentes de información complementaria, lo que posteriormente se compara con los resultados oficiales.

Para las proyecciones de emisiones, la instancia usa conjuntamente la plataforma computacional modelo energético PMR, el cual fue desarrollado por el Centro de Energía. “Este es un modelo matemático que tiene una representación de todos los sectores emisores de GEI y que recibe como datos de entrada distintas variables, por ejemplo la proyección del PIB, los precios de combustibles y costos de inversión. Y, a partir de una serie de supuestos de datos de entrada, el modelo hace una proyección de la oferta y demanda de energía, así como de emisiones”, detalló.

Esta herramienta recibe además como «datos de entrada», los supuestos de implementación de medidas tales como el retiro de centrales a carbón, la introducción de hidrógeno, electromovilidad y eficiencia energética, entre otras.

El académico agregó que además de las proyecciones anuales, también hacen estimaciones para todos los rubros relacionados con el sector energía, como generación eléctrica y transporte y los segmentos industrial, comercial y residencial.

Recientemente, el Observatorio de Carbono Neutralidad señaló a través de su sitio web que las emisiones estimadas del sector energía para 2020 tuvieron un error de 0,3%, respecto del inventario oficial presentado por el ministerio del Medio Ambiente en el marco de la COP27.

El Observatorio, que recientemente cumplió un año de funcionamiento, surgió como una iniciativa independiente de la Universidad de Chile para monitorear el nivel de cumplimiento de la meta de carbono neutralidad propuesta por Chile y ofrecer estimaciones actualizadas de los GEI.