Durante su participación en el programa radial de TXT Plus, Girl Power, conducido por la periodista especializada Fernanda Varela; Constanza Levicán, fundadora y CEO de la Startup Suncast, explicó que Suncast surge desde la necesidad de innovar y crear nuevas tecnologías que tuvieran un impacto social y ambiental.

Señaló además que una de sus inspiraciones para involucrarse en este mercado fue la recordada charla realizada por Al Gore, que destacaba el potencial de Chile en energía solar debido al Desierto de Atacama.

Este mercado –el de las energías renovables no convencionales- tiene un gran potencial de crecimiento, noté que era un sector que cada vez iba a estar con más proyectos y en constante crecimiento y por eso decidí comenzar a explorarlo”, afirmó.

Explicó que Suncast incorpora un modelo de Inteligencia Artificial basado en imágenes satelitales, para medir todas las variables que ofrece la información meteorológica, y que “pueden afectar la estabilidad del sistema eléctrico si no se proyecta correctamente (…) es como si uno tuviera un auto, uno lo prende y sabe que si tiene bencina va a poder andar. Pero si uno tuviese ese auto sólo con energía solar, sabe que tiene que esperar al día para acumular esa energía y poder usarlo”, detalló para ejemplificar sobre las variables que impactan en estas energías.

En este orden de ideas, agregó que Suncast enfrenta un desafío prediciendo y ofreciendo este servicio a las plantas generadoras utilizando IA, a la vez que proyectó el crecimiento de su startup en la medida que se van incorporando más centrales al sistema. Destacó además que “la gracia de la Inteligencia Artificial es que la puedo entrenar con datos reales, entonces se aleja de estos modelos teóricos”.

Respecto a la posibilidad de aumentar el uso de energías renovables, sostuvo que – a pesar de contar con la tecnología y el talento suficiente – “tenemos que avanzar frente al mercado mismo (…) no podemos tener unas reglas del mercado como funcionaban hace 10 o 5 años, necesitamos incorporar nuevas, nuevos sectores, y todo esto que se denomina flexibilidad del sistema eléctrico para seguir avanzando en la transición energética de Chile”.