Con el fin de “incorporar los estándares que la Organización Mundial de la Salud establece sobre calidad del aire, concretamente sobre una serie de elementos contaminantes que son perjudiciales para la salud de la población y también para los ecosistemas”, los senadores Juan Ignacio Latorre, Claudia Pascual, Isabel Allende y Francisco Huenchumilla presentaron una moción que será analizada por la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Alta.

“Cada cierto tiempo vemos episodios de contaminación muy agudos que afectan a la población, por ejemplo Quintero Puchuncaví, de la zona de sacrificio, pero estas son normas y legislaciones ambientales para todo el país, para todas las zonas de sacrificio y para todas las regiones de Chile”, dijo el senador Latorre.

Agregó que “el dato concreto es que la norma chilena es mucho más laxa, es mucho más débil, más permisiva que los estándares que exige o que recomienda más bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, insisto, protege la vida de las personas y también los ecosistemas, esto en distintos parámetros material particulado MP10, particulado MP 2.5, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y ozono. Hay estándares que son mucho más exigentes”.

La Ley de Medioambiente establece que estas normas tienen que ser evaluadas, revisadas, cada cinco años y solo un porcentaje menor al 35% de las actuales normas de calidad del aire y de contaminación, cumplen con este requisito que la propia ley chilena establece.

En ese sentido, los autores de la iniciativa afirmaron que «este proyecto va en línea con la Ley Marco de Cambio Climático N° 21.455 y el acuerdo de Escazú«.