Con la participación de los principales ejecutivos de sus empresas asociadas, Generadoras de Chile sostuvo un encuentro con el ministro de Economía, Nicolás Grau, para abordar los desafíos de la industria energética en la agenda Pro Inversión impulsada por el gobierno, así como las condiciones habilitantes del sector necesarias para el desarrollo de proyectos de energías renovables.

Tras la reunión, el secretario de Estado señaló que “la transición hacia una matriz energética basada en renovable y que de esa manera contribuya a la carbono neutralidad, es un eje central del trabajo del gobierno. Por eso, relevó la realización de este tipo de instancias público-privadas, “en las que hemos ido identificando cuáles son los cuellos de botella para avanzar en esta visión, que es compartida entre ambos sectores”.

Entre los principales desafíos a abordar, en un desafiante contexto energético mundial y de urgencia climática, se mencionó la importancia de optimizar la gestión y otorgamiento de permisos sectoriales y cómo los tiempos de desarrollo de nuevos proyectos de energías renovables se ven afectados por los plazos de obtención de estas autorizaciones.

En este sentido, consistente con el objetivo de país de alcanzar la carbono neutralidad y sus metas intermedias, las partes concordaron en que es necesaria una articulación público-privada en la gestión de los permisos, a la velocidad y escala que exige la urgencia climática, pero sin rebajar estándares ambientales.

Al respecto, Grau señaló que en el encuentro se buscó “identificar cómo el ministerio de Economía puede ayudar y contribuir a acelerar este proceso, en particular, favoreciendo un esquema de permisos regulatorios más favorables para el desarrollo de esta industria”.

Por su parte, Claudio Seebach, presidente de Generadoras de Chile, afirmó que “vivimos una transformación inédita con una mayor demanda de electricidad como energético clave de la transición energética para el reemplazo del consumo de combustibles fósiles”. Eso implica, según el líder gremial, “entre otras cosas, una activa agenda público-privada para concretar una cartera potencial de más de 23 mil millones de dólares en proyectos de construcción y desarrollo de proyectos de energía 100% renovables solares, eólicos, de almacenamiento e hidrógeno verde”.

Coordinación interministerial

Durante la reunión también se mencionó la importancia de la coherencia y predictibilidad en los criterios de evaluación, tanto a nivel nacional como regional, y también la adecuada coordinación de los equipos y servicios que participan en el proceso de evaluación de modo de permitir resultados y calificaciones predecibles.

Al respecto, Camilo Charme, gerente general de Generadoras de Chile, indicó que otro punto importante abordado en la cita fue “la necesidad de fortalecer la coordinación interministerial en la gestión de los permisos, así como la posibilidad de conformar un grupo de trabajo con el objetivo de introducir mejoras legislativas en procedimientos y órganos sectoriales críticos, que modernicen su gobernanza para enfrentar con mejores capacidades los desafíos actuales de la industria de la infraestructura eléctrica en Chile”.