Cuatro son los proyectos liderados por académicos y académicas de la Universidad de Concepción que resultaron seleccionadas en distintas líneas del concurso Desafíos Públicos de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

Los Desafíos Públicos son una herramienta, creada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, que busca resolver problemas país a través de la investigación, desarrollo e innovación, conectando a quienes necesitan soluciones y a posibles oferentes como Startups, centros de investigación, universidades o grupos de emprendedores.

“Estamos muy contentos de que todas las postulaciones presentadas para dar respuesta a los desafíos levantados desde el sector público hayan sido adjudicadas. Es destacable que, de las 23 propuestas seleccionadas, doce provienen de instituciones académicas o centros de investigación y, entre ellas, 4 de la UdeC. Agradecemos y felicitamos a los y las académicos/as participantes de estas propuestas, pero además a los equipos de apoyo de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento y de Gestión de Proyectos de la VRID”, destacó la Dra. Andrea Rodríguez Tastets, vicerrectora de Investigación y Desarrollo.

Este concurso enfatiza el rol de la investigación científica en la búsqueda de innovaciones y el emprendimiento de base científico-tecnológica.

Al respecto, el director de Desarrollo e Innovación, Dr. Jorge Carpinelli Pavisich, enfatizó que “nos entusiasma muchísimo este resultado, pues desafía a seguir siendo protagonistas de la búsqueda e implementación de soluciones a problemas muy concretos que aquejan a diversos sectores de la sociedad. Aquí se materializa ese deber ser universitario, de generar nuevo conocimiento en las distintas disciplinas que UdeC cultiva, y lograr convertirlo en innovaciones que sean transferidas para aportar al desarrollo y un mayor bienestar”.

Producción de hidrógeno

De estas cuatro iniciativas, destaca el proyecto Diseño y validación de un sistema acondicionador de energía DC/DC de estructura modular, implementado en base a convertidores estáticos de potencia parcial para la producción de hidrógeno usando energía, que fue presentado por José Espinoza Castro, de la Facultad de Ingeniería.

El investigador explica que, para la producción de hidrógeno a partir del proceso de electrólisis, se requieren fuentes renovables de producción de energía eléctrica, para que sea considerado “hidrógeno verde”. “Una alternativa es utilizar la energía proveniente del sol como fuente primaria, la que puede convertirse en energía eléctrica a través de paneles solares fotovoltaicos”, señaló.

Sin embargo, se trata de una operación que requiere acondicionar y controlar la energía obtenida de paneles solares, meta que tiene este proyecto, a partir de una nueva estructura modular de conversión, que además es escalable a niveles altos de potencia, maximizando la eficiencia del proceso de producción de hidrógeno.

“Es gratificante que el grupo de trabajo sea reconocido con la adjudicación, pues da cuentas de la calidad de la propuesta, trayectoria del equipo en el tema y la importancia del trabajo multidisciplinario”, agregó Espinoza.