Con la presencia de los ministros de Energía de Chile y Argentina –vía telemática–, AES Andes dio el vamos a los intercambios bidireccionales de energía entre ambos países a través de la línea de interconexión eléctrica InterAndes.

El anuncio se hizo en una ceremonia realizada en el ministerio de Energía, en Santiago, que contó con la participación del titular de la cartera, Diego Pardow, y del CEO de AES Andes, Javier Dib. Asimismo, estuvieron presentes vía telemática el vicepresidente ejecutivo y COO de AES Corporation, Bernerd Da Santos, desde Egipto, donde asiste a la COP27, y la secretaria de Energía de Argentina, Flavia Royón, junto a Martín Genesio, CEO de AES Argentina, desde la central AES San Nicolás, en dicho país.

La línea InterAndes consiste en una línea de transmisión de 345 kV que se extiende 409 km entre la subestación Andes, en Chile, y la subestación Cobos, en Argentina. En virtud del acuerdo, durante el día se podrán exportar hacia Argentina hasta 80 MW provenientes de centrales solares. Mientras que, en horario nocturno, será posible importar al país hasta 200 MW de gas natural (GN) producidos en la nación trasandina.

Así, se podrá desplazar generación a diésel en Chile durante la noche, abaratando costos sistémicos y reduciendo emisiones. También, permitirá disminuir los vertimientos de energía renovable en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Según indicaron en la compañía, la modalidad aprobada consiste en intercambios de oportunidad económica, los que serán interrumpibles en caso de que los operadores de red de los respectivos países lo consideren necesario.

Operación

El acuerdo establece que los sistemas no operarán sincronizados, sino que se destinarán componentes de generación de manera aislada eléctricamente, desde Chile durante el día, y desde Argentina en el transcurso de la noche. Este enlace servirá también de respaldo en caso de presentarse contingencias eléctricas, mejorando la resiliencia en ambos sistemas, precisaron en la empresa.

El ministro Diego Pardow sostuvo que “el proyecto de interconexión eléctrica Andes-Salta, que vuelve a operar entre ambos países, representa un paso más de cooperación entre Chile y Argentina. Representa un aporte al desarrollo de la generación renovable, debido a que permite exportar energía de vertimiento. Por otro lado, constituye un incremento en la seguridad del abastecimiento energético, dado el aporte que haría hacia nuestro país en las horas de menor generación renovable”.

Por su parte, su par del país trasandino, Flavia Royón, aseguró que “cuando pensamos en la energía, estamos pensando en el crecimiento de nuestro sector industrial, en que acceda a un insumo a precios competitivos y en la posibilidad de que las pequeñas y medianas empresas se incorporen con una participación cada vez mayor en las oportunidades que la diversificación energética brinda en el marco de la transición”.

En tanto, el CEO de AES Andes, Javier Dib, comentó que “hoy es un gran día para Argentina y para Chile. A partir de este momento, los intercambios de energías ya son una realidad, contribuyendo a dar seguridad a ambos sistemas y convirtiéndose en un habilitante clave en el proceso de transición energética, al reducir los vertimientos de energía renovable del sistema”.