Con el objetivo de aportar a la transición energética y avanzar en la producción de energías limpias, Copec construyó la primera planta solar de un portafolio que contempla 23 PMGD (Pequeños Medios de Generación Distribuida), que serán desarrollados entre 2022 y 2023. De esta manera, la compañía marca su ingreso al mercado de la generación distribuida.

“Con la planta Puelche concretamos un nuevo hito de nuestro proceso de transformación, en línea con los desafíos que exige el cambio climático y las oportunidades que nacen de la transición energética con la que estamos profundamente comprometidos. Esta planta de energías limpias será un aporte al país, al medio ambiente y los chilenos”, indicó Arturo Natho, gerente general de Copec.

Flux Solar, filial de Copec, es la encargada de construir, operar, mantener y administrar la planta Puelche y los demás proyectos del portafolio. David Rau, gerente general de Flux Solar Copec, señaló que “iniciamos el desarrollo de soluciones de generación, almacenamiento y gestión de energía solar, enfocados en los segmentos industriales y residenciales y ahora nos hemos puesto metas más ambiciosas, desarrollando un portafolio nacional, con proyectos que permiten ampliar la resiliencia del sistema eléctrico, evitar la pérdida de energías en la transmisión y reducir el impacto ambiental, beneficiando a la comunidad”.

En términos de impacto ambiental, la energía generada por la planta Puelche está cifrada en 6.000 MWh al año, lo que equivale al consumo doméstico de 750 casas y permitirá un ahorro de la emisión de 2.230 toneladas de CO2.

Las 23 plantas –que se encuentran en distintas fases de avance– estarán ubicadas entre las comunas de Alto Hospicio, en la región de Tarapacá, y Los Ángeles, en región del Biobío. Todas sumarán 146 MWp y generarán 300.000 MWh al año.