Lipigas anunció que acaba de cerrar un acuerdo para la construcción de una planta que producirá biogás natural licuado (BioGNL), un combustible 100% renovable y carbono neutral, con el fin de utilizarse en camiones de larga distancia. Con una inversión superior a los 8 millones de dólares, la instalación, que estará ubicada en la región de Ñuble, tendrá capacidad para procesar diariamente entre 7.500 y 16.500 m3 de biogás.

La planta tendrá 1.125 metros cuadrados y será la primera en Latinoamérica en procesar biogás proveniente del purín de cerdo. Dicho combustible está compuesto mayormente por metano, lo que lo transforma en un producto similar al gas natural que se utiliza en hogares e industrias.

A cargo de la construcción y operación de la unidad estará el grupo HAM, empresa líder en Europa en el servicio integral de soluciones de gas natural licuado (GNL) y gas natural comprimido (GNC).

Junto a HAM, colaborará FNX Liquid Natural Gas, del grupo Cycle0, quienes aportarán la tecnología para el desarrollo de la instalación. El inicio de operaciones está previsto para el cuarto trimestre de 2023.

“En Lipigas queremos contribuir a un futuro sostenible; en este caso, a través de una solución energética eficiente, renovable y carbono neutral como el BioGNL para los camiones de transporte de larga distancia. Ser la primera empresa en Latinoamérica en realizar una planta como esta significa un gran desafío del cual esperamos estar a la altura y cumplir con los objetivos trazados”, dijo Esteban Rodríguez, gerente de Hidrógeno Verde y Biocombustibles de Empresas Lipigas.

Desde HAM Chile y FNX Liquid Natural Gas manifestaron su satisfacción por haber recibido la adjudicación de este proyecto, que les permitirá trabajar para la producción de combustible con huella de carbono negativa y que ayudará a la descarbonización de la industria del transporte pesado.

Esta iniciativa, indicaron representantes de HAM, “complementará la apuesta que nuestras empresas han realizado desde hace varios años por el biogás, una alternativa real y ecológica en la transición energética, y que nos ha llevado al desarrollo e instalación de varios proyectos relacionados con el gas natural comprimido (BioGNC) y BioGNL, como los de Girona, España, donde hemos abierto la primera planta de biometano 100% vehicular del país, o el de Faenza, Italia, donde vamos a poner en servicio una de las mayores plantas europeas de BioGNL”.

Beneficios ambientales

El BioGNL también sirve para los camiones que actualmente funcionan a gas natural licuado (GNL) y su uso puede significar una reducción de más de 19.000 toneladas anuales de CO2, de 96% de las emisiones de material particulado y de 85% de las emisiones de óxido de nitrógeno y azufre, en comparación a camiones a petróleo.

La disminución de CO2 es equivalente a sacar de circulación más de 6.000 autos o plantar más de 38.000 árboles, a lo cual se suma la emisión de hasta un 50% menos de ruido y vibraciones respecto a los vehículos diésel, por lo que, además, contribuyen a disminuir la contaminación acústica.

El biogás natural licuado se podrá usar en los mismos vehículos de carga que utilizan GNL actualmente y se podrá cargar en las mismas estaciones de servicio con que cuenta Lipigas. De hecho, en su etapa inicial, el proyecto posibilitará la descarbonización de un equivalente a 150 camiones de larga distancia del Grupo Transportes San Gabriel, que operarán en la zona centro sur del país.

El BioGNL es una solución probada que ya ha funcionado con éxito en Alemania, Holanda, España e Italia, entre otros países.