Por unanimidad, la Cámara de Diputados respaldó el proyecto que modifica la Ley del Mecanismo de Estabilización de Precios de Combustibles (Mepco). Esto, con el fin de facilitar la recuperación del Impuesto Específico a los Combustibles (IEC) al rubro del transporte de carga (boletín 15289).

La iniciativa, enviada al Senado, establece un mecanismo de imputación de los montos negativos a recuperar por concepto de Impuesto Específico a los Combustibles aplicable a las empresas de transporte de carga, que hoy tienen derecho a la devolución parcial de este impuesto.

Actualmente, la ley señala que hay contribuyentes que tienen derecho a recuperar un porcentaje de los impuestos específicos pagados el petróleo diésel, correspondiente a “empresas de transporte de carga que sean propietarias o arrendatarias con opción de compra de camiones de peso bruto vehicular igual o superior a 3 mil 860 kilogramos”.

Con este proyecto se espera que el aumento sostenido en el tiempo de los precios del petróleo y sus derivados, por motivos internacionales como la guerra de Ucrania y la desvalorización del peso chileno frente al dólar, afecte en menor intensidad al rubro de los camioneros formalizados del país.

En ese sentido, el texto precisa que la implementación de estas modificaciones no significará un mayor gasto fiscal en el mediano plazo. Esto, debido a que la menor recaudación en los meses en que haya montos negativos de contribución se verá compensada por menores aportes en los otros meses por las mismas cantidades.

Antecedentes del proyecto

La propuesta destaca que “el impuesto específico al diésel se trasladó de forma inédita a terreno negativo desde el cuarto trimestre del 2021”. Esta situación no se había presentado desde el inicio de la operación del Mepco.

Considera, además, que el alto precio de los combustibles ha generado, desde marzo de 2022, que el componente variable del impuesto específico sea negativo y, en consecuencia, el monto a recuperar por el impuesto también resulte negativo. Esto lleva a los contribuyentes a acumular un mayor débito fiscal de IVA y, por tanto, se encuentran sujetos a un mayor pago de impuestos mensuales.

Dicha situación se ha vuelto más grave en el escenario actual, afectando, principalmente, al sector de transporte de carga por carreteras. Esto, debido a la imposibilidad de traspasar este mayor costo a precio. La referida situación termina impactando de forma directa el resultado de sus operaciones.

Durante el debate, las/os legisladores manifestaron su apoyo transversal a la iniciativa. Aseguraron que “es un buen proyecto que va en beneficio directo a los transportistas de carga”.

En esa misma línea, llamaron al Ejecutivo a presentar un proyecto de ley que reduzca el impuesto a los combustibles.