El subsecretario de Energía, Julio Maturana, junto a la seremi de Energía de La Araucanía Claudia Sotomayor y el jefe de la División de Acceso y Desarrollo Social Harald Puratich, llegaron hasta el sector costero de Llaguepulli en la comuna de Teodoro Schmidt, para inaugurar el proyecto de sistemas solares térmicos que dotó de agua caliente sanitaria a la escuela rural Kom Pu Lof Ñi Kimeltuwe.

Este establecimiento recibe a niñas y niños provenientes de diversas comunidades aledañas. En dicha instancia, las autoridades y profesionales del Ministerio compartieron con toda la comunidad escolar en una cálida recepción en torno al fuego de la Ruka.

La Escuela Kom Pu Lof Ñi Kimeltuwe desarrolla una propuesta educativa inédita en Chile, de carácter comunitario, que busca relevar y sistematizar los saberes y las prácticas de vida de la cultura mapuche lafkenche, entregando una formación cultural y de cosmovisión a sus niños y niñas. Actualmente el establecimiento atiende a 51 estudiantes en total, desde pre kínder a octavo básico, con un índice de vulnerabilidad escolar del 100%.

Energía sostenible

El subsecretario Maturana señaló la importancia que tiene para este gobierno realizar este tipo de obras.

“No contar con condiciones básicas para el proceso de enseñanza aprendizaje repercute en la salud, la asistencia y el rendimiento de las y los estudiantes. Por esta razón, mejorar las condiciones de acceso a la energía sostenible en escuelas rurales incrementa las oportunidades educativas y recreativas de niñas, niños y adolescentes, y beneficia a toda la comunidad escolar. Este impacto es aún mayor en contextos como el de la Escuela Kom Pu Lof Ñi Kimeltuwe, que se constituye como un proyecto comunitario, convocando permanentemente a las familias en sus dependencias para múltiples usos” dijo la autoridad.

Posteriormente se trasladaron a visitar diferentes micro emprendimientos locales del rubro del turismo cultural que fueron beneficiados con la implementación de sistemas fotovoltaicos on grid y off grid, que les permitirán reducir los gastos en electricidad o funcionar como respaldo en caso de cortes del suministro.

Estos proyectos se enmarcan en un Convenio de Transferencia de Recursos con el Gobierno Regional del La Araucanía, orientado a la energización de emprendimientos rurales.