La Comisión Nacional de Energía (CNE) publicó el informe preliminar de licitaciones de suministro eléctrico correspondiente al año 2022, el cual efectúa una proyección de la demanda eléctrica de los clientes regulados del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) para el período 2022-2042, junto con analizar la necesidad de contratar nuevo suministro en el corto y largo plazo.

El reporte estima una demanda de los clientes regulados que asciende a 30.181 GWh a nivel de los puntos de compra en el sistema de transmisión nacional. Además, proyecta una tasa anual de crecimiento promedio para los próximos 10 y 20 años de 2,8% y 3,6%, respectivamente.

La finalidad del informe de licitaciones es determinar los requerimientos de contratos de suministro para abastecer los consumos de los clientes regulados, los cuales deberán ser obtenidos a través de nuevas licitaciones públicas. En ese contexto y según lo indicado en el documento, se aprecia la necesidad de efectuar licitaciones de corto plazo, para contar con mayor suministro contratado a 2027.

Por otra parte, en un horizonte más lejano, es decir a partir de 2028, se advierte un déficit neto de contratación relevante, el cual, según indicaron desde la CNE “requiere de la realización de licitaciones de largo plazo”.

Al respecto, detallaron que “el informe prevé la necesidad de contar con nuevos contratos de suministro licitados para 2028, incluidos los volúmenes de corto plazo que se liciten con inicio en 2027, por un volumen de 5.908 GWh”.

Informe final

Tanto las empresas distribuidoras como generadoras, junto con las instituciones y usuarios interesados inscritos en el registro respectivo, pueden presentar observaciones técnicas al informe preliminar hasta el jueves 25 de agosto.

Una vez atendidas dichas observaciones y habiendo actualizado los parámetros técnicos de las variables que explican la variación en la demanda eléctrica de los clientes regulados, además de otras adecuaciones que se requieran, se publicará el informe final a más tardar el 30 de septiembre.

Cabe mencionar que la CNE debe elaborar este informe anualmente, en el marco de la preparación de antecedentes para dar inicio a los procesos licitatorios que corresponda.

Las necesidades de suministro determinadas para cada empresa distribuidora se definen considerando que éstas deben disponer permanentemente del suministro de energía que les permita satisfacer el total del consumo de sus clientes sometidos a regulación de precios.

Una vez establecidos los requerimientos de contratación adicionales, la Comisión Nacional de Energía tendrá que diseñar, coordinar y dirigir la ejecución de procesos de licitación para satisfacer los consumos de sus clientes sometidos a regulación de precios.