Debido a los últimos robos de conductores eléctricos ocurridos en la Región de Coquimbo – con los perjuicios para las familias afectadas con cortes de luz – la Seremi de Energía reactivó una mesa de trabajo para afrontar esta problemática con distintas entidades involucradas.

A raíz de una invitación de la Seremi, la Fiscalía Regional de Coquimbo a través de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos, participó de dicha instancia junto con la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), las empresas Transelec y CGE, Carabineros, la PDI, el Servicio de Impuestos Internos y Aduanas, cuyos representantes realizaron una primera sesión, donde se expusieron los antecedentes, los perjuicios sociales y económicos de estos robos, junto con acordar acciones concretas para evitar una escalada mayor.

Los sectores más afectados han sido la comuna de La Higuera, Punta Colorada, Punta del Viento, Los Choros, y este año Los Llanos de Barraza, Ovalle, Punitaqui, Monte Patria, y el sector de Las Rojas en La Serena, según CGE.

María Castillo, secretaria regional ministerial de Energía, valoró haber reunido a distintos actores para formar un equipo de trabajo “que defina un plan de acción que apoye a la mitigación del robo de cables que perjudica el suministro eléctrico y que deja a muchas familias sin energía, con varios días sin servicio. Tenemos buenas expectativas de que esta instancia pueda realizar gestiones en beneficio de las familias.  Hubo compromisos de información para hacer un análisis y diseñar estrategias que permitan disminuir el robo de cables”.

La importancia de la denuncia y Foco Fiscalía Comunitaria

Eduardo Yáñez, fiscal jefe de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía Regional de Coquimbo, informó que ya hay acciones de trabajo mediante el foco llamado Fiscalía Comunitaria, en el que se integran diversas líneas de investigación que surgen del trabajo en consejos de seguridad, trabajo con la comunidad y mesas de trabajo como ésta.

Fuimos invitados a esta mesa con diversos organismos que pueden aportar alguna solución al problema desencadenado en cortes de energía, en que hay algunos hechos relacionados con robos. La mesa está recién partiendo su cometido, iniciamos con un análisis previo, conversaciones informales entre los actores invitados y se planificó otra instancia en que todos los organismos involucrados deberán llegar con antecedentes para fijar objetivos, estrategias e indicadores y formas de poder implementar estas estrategias”, dijo Yáñez.

El coordinador de instituciones y comunidades de CGE Coquimbo, Felipe Pardo, expuso que “el robo de cables es uno de los flagelos de la distribuidora. En base a los tiempos, generalmente un robo no solo implica el corte del conductor, sino que muchas veces la destrucción de infraestructura. Desde ese punto de vista, la recuperación es entre 4 a 8 horas, y si esos clientes no se pueden recuperar por generación, implica que van a estar todo ese tiempo sin suministro”.

Un aspecto esencial es reunir todos los antecedentes necesarios para establecer las circunstancias y responsabilidades en este delito. Así lo dio a conocer el Jefe de la Brigada Investigadora de Robos de La Serena de la PDI, Fernando Rojas, quien indicó que “dentro de los acuerdos estuvo el compromiso de entregar información relativa a los hechos sucedidos en la conurbación y en la región, relacionados con este tema. Es importante destacar la participación de las víctimas en relación al aporte integral de los antecedentes en las denuncias para iniciar un proceso investigativo, insumo para la PDI y el Ministerio Público en la persecución penal de los delitos y buscar una hipótesis que nos lleve a un eventual imputado”.