En el marco de la Feria de Exploraciones y Minas 2022 (Fexmin) organizada por el Colegio de Geólogos, el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, realizó una conferencia, enfocada en las tendencias que redefinen la industria minera y la exploración en Chile y el mundo.

Riesgos geopolíticos y tendencias macroeconómicas

A modo de introducción, el ejecutivo señaló que «el poder mundial enfrenta una transición incuestionable y la competencia por acceder a recursos minerales será uno de los componentes de la disputa global».

Por el tema geopolítico, podemos especular que Chile van a estar en el centro de tensiones muy importantes en cuanto al gran lineamiento de fuerzas, esto tiene una dimensión económica la cual es muy específica como el dólar, lo cual aborda cómo la reserva mundial, la cual sigue siendo la más potente pero China Rusia y otros países buscan desvincularse del dólar estadounidense, China está impulsando un sistema monetario alternativo al dólar, basado en el oro y otras materias primas.

«El bloque alternativo BRICS -liderado por China-, buscará desvincularse del dólar y si esto se concreta, la relevancia de las materias primas será aún mayor, ya no será solo un insumo relevante para la descarbonización y cambio climático, sino que también tendrá un rol financiero importante para la macroeconomía».

Políticas regionales y locales para recursos naturales 

Este punto tiene que ver con una revalorización de la cadena de valor global. Según palabras de Guajardo, «hay diversos factores, uno tiene que ver con las cadenas de suministro que han demostrado vulnerabilidad, de cómo la pandemia hizo que los puertos cierren lo que hizo que la globalización tuviera un golpe de realidad muy significativo, donde las empresas se dieron cuenta que no se puede depender de este tipo de suministros».

En suma, el ejecutivo explicó que «estamos en presencia de un resurgimiento del nacionalismo de los recursos naturales, distinto al de la época de los 60 que se tradujo en la nacionalización de las minas como fue el caso de Codelco, eso fue una tendencia. En el mundo moderno, el mayor nacionalismo se traduce en una búsqueda de participar de la cadena de producción de algunos de estos nuevos productos en esta era de descarbonización y cambio climático».

«Todas las actividades económicas tendrán que navegar en un ambiente regulatorio cambiante y más complejo, donde se abordarán aristas como el rol del Estado, nacionalismo de recursos, ambientalismo, regionalismo, modelo de desarrollo y pueblos indígenas», añadió Guajardo.

Por último, el representante de Plusmining señaló que «es muy importante mencionar que como resultado de esta transformación, los niveles de riesgo para el negocio minero están cambiando también, es difícil encontrar ubicaciones que combinen alto potencial, bajo riesgo y alto rendimiento».

Adaptándose a la sustentabilidad, cambio climático y el cuidado del medio ambiente

«La transición energética será un importante impulsor de la demanda de metales en las próximas décadas y el cambio climático es uno de los principales impulsores de la sostenibilidad global y los objetivos de reducción de carbono», afirmó Guajardo.

Además, añadió que «es inevitable el camino hacia la descarbonización, sin embargo, para ese camino hay que tomar acciones porque estamos en un proceso de transición. La industria minera global se encuentra en un proceso de adaptación imponiéndose así estándares más altos, adoptando estándares de abastecimiento responsable que apuntan a algo más ambicioso donde la industria minera tendrá que adaptarse».

Por último, -agregó Guajardo-, «dado que la era fósil está quedando atrás y el petróleo y el carbón también, vemos que el cobre níquel grafito va al alza, eso desplazará la atención de los ambientalistas desde los combustibles fósiles hacia la minería».

«En otras palabras, la minería reemplazará a los hidrocarburos como foco de las ONG. Por lo tanto, la batalla por la reputación será más crucial para el negocio minero», detalló.

Desafíos financieros y operacionales que afectan el crecimiento

-Aprendizaje minero: todo lo anterior ocurre en un contexto donde la minería venía de traumas y aprendizajes forjados.

-Disciplina financiera: los costos operativos están en aumento y aunque son menos elásticos que el precio, son más rígidos.

El crecimiento podría venir en forma de fusiones y adquisiciones como en el último súper ciclo, aunque la disciplina financiera parece dominar. Entonces, cabe preguntarse, ¿cómo está respondiendo la industria minera a estas mega tendencias?:

-Adaptación del equipo corporativo y modelo de negocio, habrá que ver cómo desarrollar el negocio con mejor reputación y oportunidades.

-Reevaluacion de ubicaciones y jurisdicciones.

-Optimización de los activos mineros.

-Avances tecnológicos, que han permitido aumentar la producción, hidrometalurgia, inteligencia artificial y otras aristas.

Tendencias de exploración en Chile y el mundo

-Los sólidos márgenes en 2021 y el sentimiento alcista por el alto precio de las materias primas, impulsaron el presupuesto global de exploración de minerales no ferrosos a US $11.240 millones en 2021, un 35% más que en el año 2020.

-Los majors siguen liderando en presupuestos para la exploración, aunque los juniors han ido aumentando fuertemente (US $ 4.100 millones fue el presupuesto de las junior, 61% y-o-y)

-Casi todos los commodities y productos registraron un alza interanual en el presupuesto.

-En el caso del cobre, el presupuesto de exploración aumentó un 31% y-o-y (por debajo del aumento promedio mundial del 35%).

-El aumento interanual inferior al promedio se debe al menor aumento en latinoamérica, que registró un 21% (en los últimos cinco años representaba el 40%)

-El aumento promedio en cobre fue liderado por Canadá, Australia y Estados Unidos que en conjunto promediaron un 84%.

-A pesar del crecimiento por debajo del promedio, Latinamérica sigue siendo la primera región en exploración.

-En 2020, el líder de la región fue Chile, con US$ 548 millones. Sin embargo, México recuperó el primer lugar en Latinoamérica que había cedido en 2014, alcanzando los US$ 619 millones.

-Otros países que destacaron en 2021 fueron Perú, Argentina, Ecuador y Colombia. Entre los siete países en total, representaron el 92% ($2.450 millones) del presupuesto total de la región