En el marco del Sistema de Integración Eléctrica Andina (Sinea), iniciativa cuyo objetivo es la implementación de un corredor eléctrico Andino que conecte de manera eficiente los sistemas eléctricos de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, y de acuerdo a con lo establecido en su Hoja de Ruta 2020-2030, Chile y Bolivia retoman relaciones energéticas tras dar inicio a un Estudio de Alternativas de Interconexión entre ambos países.

El estudio, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), busca facilitar la información necesaria para tomar decisiones claves respecto a la interconexión de los sistemas eléctricos entre ambos países.

Para esto, se contempla analizar la interconexión entre los sistemas eléctricos de Chile y Bolivia, cuantificando beneficios económicos y ambientales conjuntos e individuales por país, identificar las características técnicas de las instalaciones de transmisión requeridas y analizar las distintas alternativas para seleccionar finalmente la más conveniente para ambos países, todo esto considerando beneficios económicos, ambientales, entre otros, tanto de forma conjunta como individual.

Las empresas SIGLA y BA Energy Solutions fueron las seleccionadas para realizar conjuntamente el estudio por medio de una licitación pública del BID.

El plazo para finalizar el estudio es de 10 meses, periodo en el que se prepararán informes, presentación y se realizarán reuniones con las contrapartes. En el caso de Chile las contrapartes son el Ministerio de Energía y la Comisión Nacional de Energía, y en el caso de Bolvia, el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y el Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC).