Corría el año 1962 cuando la Empresa Nacional del Petróleo decidió construir una nueva refinería para el país, debido al creciente aumento de la demanda nacional de combustibles.

Las características de Concepción, con la cercanía a un puerto, la importancia de la Región del Biobío como centro de consumo y su ubicación estratégica, fueron determinantes a la hora de elegir su emplazamiento.

En diciembre de 1964, The Lummus Company, de New Jersey, Bloomfield, inició la construcción de la Refinería, proceso que duró dos años y cinco meses.

Fue el 29 de julio de 1966 cuando comenzó a operar la entonces Enap Refinería Concepción, hoy Refinería Bío Bío, con una dotación inicial de 250 trabajadores, una capacidad de refinación de 5.770 metros cúbicos diarios y 6 plantas de procesos.

Desde el 1 de enero de 2004 forma parte de la filial Enap Refinerías S.A. – Sociedad Anónima Cerrada que se somete voluntariamente a la fiscalización de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y cuyos accionistas son Enap y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), con participaciones de 99,96% y 0,04%, respectivamente.

Integra, a su vez, la Gerencia de Refinación y Comercialización de Enap, encargada de desarrollar las actividades relacionadas con las funciones de logística, optimización, refinación, trading, ventas y abastecimiento de combustibles y desarrollo de Mercados.