La Asociación Chilena de Comercializadores de Energía (ACEN) dio a conocer la reincorporación de Safira Energía.

 

Esta empresa comenzó sus actividades en 2008 en el mercado libre de Brasil y 10 años después hizo su desembarco en el mercado eléctrico chileno.

En 2019 cerraron su primer contrato de compra y respaldo de energía, y ese mismo año se convirtieron en uno de los cuatro socios fundadores de Acen, calidad que suspendieron hasta la actualidad debido a la reorganización de sus actividades en el país.

Recientemente, la empresa tomo la decisión de reintegrarse “para apoyar el desarrollo de la comercialización y mercados complementarios que generen mayor liquidez, tal y como lo hemos logrado en Brasil”, comentó Mauricio Jiliberto, director ejecutivo de Safira Energía Chile.

Al respecto, Eduardo Andrade, secretario ejecutivo de ACEN, comentó que la reincorporación de Safira se produce en un momento importante para la comercialización de energía en el país. Lo anterior debido a que se espera que el gobierno tome el desafío de modificar la ley eléctrica en distribución, pero en lo inmediato, “ACEN está proponiendo en forma paralela una acción relativamente simple que la ley permite. Esto es que, a petición del gobierno, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia emita un informe para bajar el nivel de los 500 kW de potencia conectada para ser cliente libre”, indicó el representante de la gremial.

Según Andrade, si se bajara el límite de 500 kilowatts a solamente 400 kilowatts se verían beneficiadas más de 32.000 pymes, que podrían tener la oportunidad de elegir y optar a una reducción de hasta un 30% en sus costos de energía, elegir una fuente renovable para su suministro y contar con mejores servicios.

En tanto, Jiliberto agregó que “esta asociación es un pilar para posicionar la figura del comercializador, las oportunidades energéticas para las pymes y nuevas alternativas dentro del mercado eléctrico chileno”.

De esta manera, ACEN reúne hoy a 11 empresas socias que administran más de 3.300 GW/año y suman más de 1.000 clientes. Ese número representa más del 50% de la energía libre presente en las redes de distribución.