Luego de dos votaciones, la Sala de la Cámara ratificó los cambios del Senado al proyecto (boletín 14991) que crea un Fondo de Estabilización de Tarifas para Clientes Regulados.

Con su aprobación, el texto cumplió su último trámite en el Congreso y fue despachado al Ejecutivo para su promulgación como ley de la República.

El fondo de estabilización será administrado por la Tesorería General de la República y tendrá un aporte anual de US$20 millones por parte del Ministerio de Hacienda.

Además, tendrá una vigencia única de 10 años, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2032, sin prórroga. Con esta iniciativa, los clientes pagarán cargos por servicio en función de su consumo mensual. Ahí se incorporará un cargo adicional para financiar el fondo.

Se exceptuarán de este cargo los clientes que consuman menos de 350 kw/h. Esto corresponde al 90% de los clientes residenciales. El resto, deberá aporta de la siguiente forma:

– Entre 350 y 500 kw/h pagarán 0,8 pesos por kw/h.

– Entre 500 y 1000 kw/h pagarán 1,8 pesos por kw/h.

– Entre 1000 y 5000 kw/h pagarán 2,5 pesos por kw/h.

– Más de 5000 kw/h pagarán 2,8 pesos por kw/h.

En el caso de las micro y pequeñas empresas (con consumo de hasta 1000 kw/h), quedarán exentas de estos cargos de servicio.

Protección al cliente

En segundo término, el proyecto establece un mecanismo transitorio de protección al cliente (MPC). Este tendrá por objeto pagar las diferencias que se produzcan entre la facturación de las empresas de distribución a los clientes finales por la componente de energía y potencia.

Lo anterior, en razón de lo establecido y el monto que corresponda pagar por el suministro eléctrico a las empresas de generación, de acuerdo con sus condiciones contractuales respectivas o en el decreto respectivo, para el caso de los sistemas medianos.

Su objetivo es impedir el alza de las cuentas de la luz en el año 2022. En la próxima década, solo permitirá alzas graduales. Así, se fijan tablas de consumo de energía para este año y para la década 2023-2032. Al igual que el Fondo de Estabilización, se determina el consumo mensual en kw/h, indicándose el precio estabilizado más el IPC y el porcentaje adicional por tramo.

Los recursos contabilizados en la operación del MPC no podrán superar los US$1.800 millones. Su vigencia, en tanto, se extenderá hasta que se extingan los saldos originados por aplicación de esta ley. A partir del año 2023, la Comisión Nacional de Energía proyectará, semestralmente, el pago total del saldo final restante.