En su segundo trámite legislativo, la Comisión de Minería y Energía del Senado analizó el proyecto de ley que crea un fondo de estabilización y emergencia energética, y establece un nuevo mecanismo de estabilización transitorio de precios de la electricidad.

En la primera parte de la sesión expuso el ministro de Energía, Claudio Huepe y el ministro de Hacienda, Mario Marcel, quienes dieron a conocer las indicaciones presentadas al proyecto de ley. Cabe recordar que el 7 de junio este PdL fue aprobado por la Cámara de Diputados, pero se eliminó el texto que tenía que ver con el sistema de cargos adicionales destinados a financiar el fondo.

En la segunda parte de la sesión, siete representantes de distintos gremios e instituciones expusieron sus visiones.

Es así como el director ejecutivo de la Asociación de Clientes Eléctricos (Acenor), Javier Bustos, expresó que el cargo adicional, que fue reinstalado, se vuelve permanente, además de acelerar la inflación y tener un impacto económico relevante para el país.

“El Ministerio de Energía dio como ejemplo el caso de una panadería que tenía un gasto de $400 mil de electricidad mensual. Con el cargo propuesto en este PdL la cuenta aumentaría en $20 mil, por lo que el precio del pan solo aumentaría uno o dos pesos. Pero el Ministerio no dice que además de subirle el costo eléctrico a la panadería, le subirá al molinero que produce harina, al agricultor que cultiva trigo, a la empresa que provee aceite y, en definitiva, el precio del pan termina subiendo bastante más que solo uno o dos pesos”, detalló Javier Bustos.

El representante de los clientes libres enfatizó, además, que no hay un compromiso efectivo de recursos fiscales y nuevamente se pretende introducir un subsidio de cliente a cliente, con una lógica de que los clientes se salven entre ellos.

Visión desde el sector minero

El gerente de Estudios del Consejo Minero, José Tomás Morel, planteó que no existe un buen sustento de política pública para que se realice un traspaso de pagos desde los clientes libres a las cuatro generadoras más grandes (que representan el 82% del saldo adeudado).

Sobre el fondo permanente, el representante del gremio minero dijo que creen que no se justifica su existencia y su magnitud, y sobre el fondo transitorio detalló tres propuestas:

-Las tarifas eléctricas tienen una trayectoria conocida o predecible y un primer componente de la solución es aprovechar la baja de tarifas que se dará en el tiempo para ir saldando la deuda que tienen los clientes regulados.

Habrá un costo financiero que podría cubrirse con recursos públicos, por ejemplo, con los 20 millones de dólares que el Ejecutivo presentó en su indicación.

-Si esos US$20 millones son insuficientes, la primera responsabilidad deben tenerla los grandes generadores, que son los que suscribieron contratos de suministro y, por lo tanto, quienes voluntariamente participaron en este negocio. Creemos que no se justifica el traspaso de recursos desde clientes libres a las cuatro generadoras

La discusión sobre este proyecto de ley seguirá este miércoles 6 de julio en la Comisión de Minería y Energía del Senado para posteriormente pasar a la Comisión de Hacienda.