Luego de que el 3 de febrero de este año, 10 rectores de las universidades -que son parte de la Asociación para el Desarrollo de Tecnologías Limpias (ASDIT)-, presentaran un recurso de protección en contra de Corfo, por considerar que el proceso de adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) fue poco transparente, la Corte Suprema dio a conocer el fallo en el que reconoce la relevancia del proyecto del ITL y la existencia de irregularidades en el proceso de adjudicación liderada por Corfo.

El fallo ordena al Consejo de Corfo adoptar una decisión de adjudicación a la brevedad, la que debe ser fundada y hacerse cargo en la forma lo más transparente posible de las propuestas y opiniones de los expertos internacionales.

El mandato indica también que la evaluación de los expertos internacionales debe ser considerada, y que es relevante que Corfo debe convocar con urgencia y a la brevedad al Consejo de Ministros para tomar una nueva decisión sobre la adjudicación del ITL, ya que la resolución de la Corte Suprema, deja sin efectos las actas de adjudicación.

Antecedentes de proceso

Cabe recordar que el 4 de enero de 2021, Corfo adjudicó la licitación del ITL -el mayor centro de Investigación y Desarrollo (I+D) que estará ubicado en Antofagasta- al consorcio Associated Universities, Inc (AUI), organización en la que participan académicos de universidades de Estados Unidos y de las chilenas, Universidad del Desarrollo, Autónoma San Sebastián y la de Atacama.

La iniciativa del ITL busca potenciar el desarrollo regional y nacional, e implementar y potenciar el escalamiento industrial de nuevas tecnologías para tener una minería del litio y cobre sostenibles, apalancadas por el desarrollo de hidrógeno verde e implementando estos pilotajes tecnológicos en la Región de Antofagasta, aprovechando las ventajas únicas del Desierto de Atacama.

Reacciones

Víctor Pérez, director ejecutivo de ASDIT señaló que “tanto el país como la Región de Antofagasta, así como las instituciones que buscan participar y desarrollar el ITL, merecen que se tome una decisión seria e informada bajo los más altos estándares de transparencia, probidad y resolución de conflictos de interés. La resolución de la tercera sala de la Corte Suprema que acoge el recurso de protección, dejando sin efecto las actas de adjudicación de Corfo, pide que se pongan todos los antecedentes a disposición del Consejo Corfo a fin de que éste adopte una decisión de adjudicación a la brevedad, y que se emita una decisión fundada de las propuestas admisibles de forma transparente y considerando las evaluaciones de los expertos internacionales. Este dictamen de la Corte Suprema honra el propósito de ASDIT que no es otro que mejorar la calidad de vida de los chilenos con nuevos conocimientos, innovación, emprendimiento y nuevas tecnologías que apoyen un desarrollo sostenible para nuestro país, la humanidad y las futuras generaciones”.

Por su parte, el rector de la Universidad de Antofagasta, Luis Alberto Loyola, entidad patrocinante del recurso de protección, señaló que “como rector de una universidad estatal y regional, nos es muy satisfactorio este inédito fallo de la Excelentísima Corte Suprema que acoge el recurso de protección, que esta casa estudios presentó en conjunto con otras destacadas universidades nacionales, en el firme convencimiento de la relevancia para la región de Antofagasta de contar con un Instituto de Tecnologías Limpias. Con este fallo la Corte Suprema reconoce la relevancia del proyecto y da cuenta de la existencia de irregularidades en el proceso de evaluación y adjudicación de la propuesta, ordenando retrotraer el proceso para que el Consejo de Corfo adopte una decisión de adjudicación a la brevedad, la que debe ser fundada y hacerse cargo en la forma más transparente posible de las propuestas y las opiniones de los expertos internacionales.”

Mientras que Rosa Devés, rectora de la Universidad de Chile, institución que forma parte de ASDIT, comentó que “el fallo de la Corte Suprema es contundente, y es una muy buena noticia para el país, para el desarrollo de la ciencia e innovación y el emprendimiento local, en las áreas de energía solar, minería verde, producción de hidrógeno y tecnologías asociadas a la producción de litio. El consorcio ASDIT está totalmente activo, y ha seguido profundizando actividades público-privada en estas líneas. En este sentido, la Universidad de Chile tiene los equipos preparados para llevar adelante esta iniciativa, en el marco de trabajo que defina Corfo”.

De igual forma, Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, institución que también es parte de ASDIT, aseguró que “como UC estamos muy satisfechos con la sentencia de la Corte Suprema, que acoge el recurso de protección interpuesto por un conjunto de prestigiosas universidades chilenas y entidades nacionales y extranjeras, en una materia que es de primer interés del país. Se reconoce que la adjudicación de los recursos para el Instituto de Tecnologías Limpias tenía anomalías que deben ser corregidas. Se ordena, asimismo, que se adopte una decisión de adjudicación a la brevedad, fundada «en la forma más transparente posible de las propuestas admisibles y de las opiniones de los expertos internacionales”.

En esa misma línea, Rodrigo Alda, rector de la Universidad Católica del Norte, otro miembro de ASDIT, señaló que “la sentencia de la Excelentísima Corte Suprema, a nuestro juicio, revela la importancia de que las postulaciones en su proceso de evaluación hayan contado con actores de la región de Antofagasta, como fue el caso de ASDIT, que contó con universidades, centros de pilotaje, mineras y empresas energéticas entre otras. Esta propuesta nace en la región y se implementa en la región de Antofagasta para escalar a otras regiones del país y otras zonas geográficas del mundo. El eje de gravedad de nuestra propuesta tiene el epicentro de la región de Antofagasta articulando actores locales, nacionales e internacionales.”

Desde ASDIT se informó que aportarán nuevos antecedentes obtenidos por el Consejo para la Transparencia y que pedirán una audiencia al Contralor General de la República para entregarle este fallo de la Corte Suprema.

Las universidades chilenas que son parte de ASDIT son: Universidad de Antofagasta, Universidad Católica del Norte, Universidad de Tarapacá, Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Técnica Federico Santa María, Universidad de Santiago, Universidad de Talca y Universidad de Concepción.