El Segundo Tribunal Ambiental, por unanimidad de sus ministros, resolvió rechazar la reclamación de un grupo de vecinos de Melipilla contra el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), que buscaba anular la aprobación del proyecto “Línea de Transmisión Lo Aguirre Alto Melipilla y Alto Melipilla-Rapel”, de Eletrans II S.A.

“Que, conforme se ha razonado en la parte considerativa de este arbitrio, los vicios denunciados por las reclamantes María Ángela Peñaloza y otros no resultan efectivos, pues las resoluciones reclamadas, así como la RCA N° 1.542/2018 y el procedimiento en cual tuvo origen, se ajustaron a derecho, evaluándose adecuadamente los potenciales impactos adversos sobre el componente hidrológico, el Santuario de la Naturaleza Quebrada de la Plata y el patrimonio cultural. Por todos estos motivos la presente reclamación será rechazada”, dice la sentencia.

El Tribunal estuvo integrado por los ministros Alejandro Ruiz, presidente, Cristián Delpiano y Cristián López. La sentencia fue redactada por el ministro Delpiano.

Cabe recordar que la reclamación fue presentada por un grupo de vecinos de Melipilla luego que el SEA rechazara (a través de las resoluciones N° 202099101794/2020 y N° 202099101824/2020) la solicitud de invalidación que habían presentado contra la RCA que aprobó el proyecto eléctrico argumentando, entre otros aspectos, que el procedimiento de evaluación carecía de información esencial para evaluar los reales impactos del proyecto. Asimismo, la RCA del proyecto también había sido impugnada por las empresas Agrícola, Forestal y Ganadera Mallarauco Limitada y Sociedad Inmobiliaria Torre S.A., quienes argumentaban diversas deficiencias en el procedimiento de evaluación, pero que luego se desistieron de sus reclamaciones.

El proyecto de Eletrans II S.A. consiste en la construcción y explotación de una nueva línea de transmisión eléctrica de Alta Tensión que se constituye en dos tramos; el “Tramo Norte” se extiende desde la Subestación Lo Aguirre (existente) a la nueva Subestación Alto Melipilla; y el “Tramo Sur”, que se extiende desde la nueva Subestación Alto Melipilla a la Subestación Rapel (existente). Tiene una extensión aproximada de 125 km, contemplando obras en las regiones Metropolitana y O’Higgins.