“La transición económica verde que está ocurriendo en el mundo, producto del cambio climático, más que un problema para Chile, es en realidad una gran oportunidad”. Así lo expresó el ministro de Economía, Nicolás Grau, en el encuentro privado sostenido con los socios del capítulo local del World Energy Council.

Durante la primera gira presidencial a Norteamérica ,“En las conversaciones que tuve en EEUU y Canadá, se mencionaron las ventajas que tiene Chile asociadas a la generación de energías limpias, tanto por las buenas políticas públicas aplicadas en el pasado como por las condiciones geográficas favorables que tiene el país,  la verdad es que hay una oportunidad para toda la economía chilena”, señaló la autoridad en el encuentro presencial denominado World Energy Café, segundo del año, y número 16 desde que partió.

 “La economía está en el centro de la vida de las personas y las señales que se entreguen en esta materia son muy importantes. Por esto nos reunimos con la autoridad de la cartera para compartir los desafíos que tenemos como país y avanzar en la recuperación sin dejar a nadie fuera”, expresó la directora ejecutiva de WEC Chile, María Trinidad Castro.

Grau fue enfático al decir que el desarrollo de la matriz energética chilena es una prioridad para el Gobierno. “La primera razón es que las economías para desarrollarse necesitan fuentes energéticas a costos razonables, confiables y seguras. Pero para que esto resulte, necesitamos a las comunidades arriba y contentas con este proceso. Entonces esta oportunidad que tenemos a nivel global, con la producción de cobre, litio, hidrógeno verde, etcétera, tiene que expresarse de manera justa a nivel local. Y ese es un tema de coordinación en donde el Gobierno tiene un rol muy importante”, comentó.

Respecto a la incertidumbre que genera en el sector la solicitud de permisos para la ejecución de proyectos, Nicolás Grau explicó que se encuentran afinando, junto con el ministerio de Hacienda, los detalles en una agenda de productividad que busca dinamizar y modernizar los procesos de aprobación, en los que también participan las carteras de Medio Ambiente y de Energía. A modo de ejemplo, mencionó que es necesario avanzar en institucionalizar la participación temprana de las comunidades.

Inflación

Respecto a la alta inflación, que podría alcanzar el 13% anual, el ministro dijo que confía en que se retomará la senda de estabilidad en los precios, “aunque va a tomar tiempo”.

 “Las razones de la inflación son diversas: hay temas externos, como los problemas asociados a la logística; temas estructurales, como el aumento de costos producto de la pandemia, y también locales. Uno de ellos es el fuerte aumento de liquidez que tuvimos el año pasado que todavía tiene efectos, y el tipo de cambio, que ya era alto, pero que aumentó más producto del alza de las tasas de interés en EEUU. Ahora, todas estas cosas debieran irse atenuando de acuerdo a las estimaciones del Banco Central”, dijo el ingeniero comercial y economista.

 “Soy súper optimista respecto a que la inflación va a ir bajando, pero la otra cara de la moneda es que vamos a tener una desaceleración económica. Y las dos cosas son bien difíciles de disociar. Ahora, para frenar la inflación, el consumo tiene que parar, pero lo que no se debería detener son las inversiones. Ahí hay que hacer un esfuerzo. En un sector como el energético, donde las inversiones son a 5, 10 o 20 años plazo, no hay ninguna razón para frenarlas. En el país no hay motivos estructurales para pensar que tendremos un problema futuro, muy por el contrario, en el sector energético solo hay oportunidades”, reiteró.

 Finalmente, la autoridad hizo un llamado a los representantes de la industria, a expresar sus aprensiones con total honestidad. “Hacer una transición hacia una economía más verde requiere, básicamente, un tremendo esfuerzo de la inversión privada y también entusiasmo. Entonces necesitamos que nos digan desde el sector privado cuando ese entusiasmo no existe y por qué no existe. La colaboración público-privada es fundamental para el desarrollo del país. No nos puede pasar que al finalizar el período aparezcan las críticas de lo que no se hizo. Las puertas están abiertas para conversar”, concluyó el ministro.

Apoyando la recuperación post pandemia

En esta oportunidad, el World Energy Café, contó con el apoyo de Prime Energía, socio de WEC Chile, para su realización. José Arosa, CEO de la empresa, coincidió en que la colaboración entre los sectores público y privado “es crucial para el crecimiento de la economía”.

“En Prime Energía estamos totalmente comprometidos con Chile y su transición energética, para ello es necesario seguir agilizando la obtención de permisos sectoriales cuyo retraso pone en ruta crítica la inversión de proyectos renovables, desarrollo social y recuperación económica después de la pandemia”, destacó Arosa.