La Seremi de Energía, a través del programa “Con Buena Energía», realizó su segunda capacitación de ahorro energético en Salamanca, la que benefició a 66 familias de la comuna y de localidades cercanas, para que ahorren en sus cuentas de luz y gas.

La capacitación realizada junto con la Municipalidad de Salamanca en el gimnasio techado, permitió a las vecinas y vecinos aprender a ser más eficientes en el uso de artefactos eléctricos, cuidados en el refrigerador, el etiquetado energético de los productos, entre otras recomendaciones. Junto con la charla, los beneficiarios recibieron un kit de 3 ampolletas led, un alargador zapatilla y una guía educativa con consejos prácticos, que contribuyen a un ahorro anual de 80 mil pesos.

La Seremi de Energía, María Castillo, destacó que “para el Ministerio y la Seremi es muy importante realizar esta actividad educativa que colabora con la eficiencia energética, a través de consejos y tips para que la ciudadanía pueda ahorrar energía en sus casas, y así contribuir en las cuentas de luz. También la idea es que las personas sean mensajeras de esta actividad, con la familia y amigos, y que vayan teniendo consciencia en el ahorro energético y en la eficiencia de los electrodomésticos”.

El Director de Dideco de la Municipalidad de Salamanca, Sebastián Sepúlveda, comentó que “para nosotros es muy importante que se realicen estas capacitaciones, a través del programa “Con Buena Energía”, llegando a las familias más vulnerables de la comuna, con el uso eficiente de la energía, entregando cambios culturales y un kit energético, para empezar a educar a nuestra comunidad, a los más jóvenes, para disminuir los consumos en las casas y también cuidar el medio ambiente”.

María González, vecina de Salamanca, consideró positiva la capacitación “porque los niños abren el refrigerador a cada rato y dejamos varias cosas enchufadas; son muchos consejos que uno no sabe. No sabía que el refrigerador gastaba bastante”. En tanto, Lucía Godoy, de la localidad de Chillepín, valoró “aprender a ocupar mejor la energía, a saber, que es importante cuidarla. Desde hoy empezamos a cambiar ampolletas y a ahorrar porque sale caro. Queremos cambiar la vida y pagar menos”.

El programa está destinado a personas que pertenezcan al Registro Social de Hogares, entre los tramos 0 al 70% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad, y que no hayan sido beneficiados por esta iniciativa con anterioridad.