Tras el mensaje presidencial donde se anunció la presentación de un proyecto de ley que apunte a  sancionar a las empresas de distribución de gas natural que hayan cometido irregularidades en el cobro de sus tarifas, se reflotó un informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) donde se analizó este mercado, y que fue materia de discusión en las distintas comisiones del Senado.

Las conclusiones del documento emitido en octubre y diciembre de 2021 por el citado ente, indican que los clientes han pagado sobreprecio por el Gas Licuado de Petróleo (GLP) y Gas Natural (GN) que consumen.

En el primer caso, se determinó que las empresas han cobrado un 15% por sobre el valor de cada balón de gas licuado debido a que éstas no traspasan completamente sus reducciones de costos, a los consumidores. “Ello se da por los contratos que tienen las mayoristas con los distribuidores minoristas, quienes les impone cláusulas de exclusividad u otras equivalentes de una rigidez considerable”, cita el texto.

Respecto al GN, la FNE detectó que el sobreprecio fluctúa entre 12,7% y 20,2% para los clientes residenciales de Metrogas. En este caso, la compañía está acogida a una norma legal que le permite sobrepasar, a través de una empresa relacionada llamada AGESA, el límite máximo de rentabilidad a que está sujeta como empresa distribuidora de gas natural.

Buscando solución a ambos casos, legisladores oficialistas han presentado dos mociones que deberán ser analizadas por los integrantes de la Comisión de Economía del Senado.

Cálculo de la rentabilidad

Los senadores Esteban Velásquez, Loreto Carvajal y Alejandra Sepúlveda presentaron una moción que perfecciona el cálculo de la rentabilidad de empresas del mercado del gas (Boletín N° 15036-03).

Esta propuesta apunta a solucionar el sobreprecio del GN. Para ello el texto pretende “establecer un marco regulatorio del gas en que se tome en consideración la relación que exista entre empresas relacionadas y así evitar una distorsión en el cálculo real de la rentabilidad de los conglomerados del mercado del gas”.

En concreto se propone que “en el caso de que existan contratos vigentes entre empresas relacionadas a enero de 2017, el chequeo de rentabilidad que se realice a la concesionaria deberá incorporar los costos e ingresos asociados al aprovisionamiento de gas que realice su proveedor relacionado y el costo del gas deberá calcularse en el o los puntos de recepción del proveedor relacionado, de modo que la rentabilidad resultante de la concesionaria corresponda a la del grupo económico verticalmente integrado”.

Mejorar la competencia

En tanto, los senadores Loreto Carvajal, Yasna Provoste, Juan Luis Castro, Daniel Nuñez y Gastón Saavedra presentaron una moción para mejorar la competencia de distribución minorista del gas licuado y regular el límite de la rentabilidad del gas natural (Boletín N° 15035-03).

Respecto al GN, la iniciativa propone exactamente lo mismo que el texto anterior, estableciéndose que debe “derogarse el artículo 33 quinquies de Ley de Servicios de Gas y el artículo 12 transitorio de la Ley N°20.999, junto con agregar una nueva norma que establezca que el cálculo de rentabilidad de la Ley de Servicios del Gas considere la rentabilidad de todo el grupo económico verticalmente integrado”.

En cuanto al GLP, el texto plantea “prohibir por cualquier vía, la participación de los distribuidores mayoristas en el mercado de distribución minorista”.

De esta forma, los congresistas concluyen que “las ventajas de este modelo radicarían en que los distribuidores minoristas podrían optar por diversos proveedores de cilindro, dependiendo de los requerimientos de los consumidores (precio, marca, rapidez de entrega, entre otros)”.