Un papel estratégico tienen los recursos energéticos distribuidos (DER por su sigla en inglés) en la visión de transición energética acelerada que ha diseñado el Coordinador Eléctrico Nacional, donde se proyecta la necesidad de modernizar la regulación en el segmento de la distribución, «de manera de aumentar la competencia en los segmentos regulados por sobre los niveles actuales, permitiendo la entrada de nuevos actores, DER y nuevos servicios de red».

De acuerdo con lo que indica la Hoja de Ruta del organismo, los cambios en la normativa deben ir junto a la incorporación de nuevas tecnologías, especialmente en redes inteligentes, en el acceso a la información para clientes y en un mejoramiento en la gestión y operación de las redes.

«Se deberá evaluar la separación de la operación y mantención de las redes, de la coordinación de los sistemas y DER, a través de la creación de un operador independiente del sistema de distribución, el cual garantice una operación segura y al menor costo de las redes y DER, integrado a su vez con el sistema de generación transmisión», señala el documento.

La integración de DER, según el Coordinador, se ha identificado para la etapa de preparación (2022-2025), para lo cual se plantea impulsar medidas como aplicar monitoreo avanzado de DER, desarrollar, adaptar y monitorear desempeño y capacidad de equipos, además de buscar incentivos para aporte de servicios de red de DER.

Para el periodo de adaptación (2026-2030) se contempla la definición de roles y responsabilidad para seguridad y coordinación de operación en un sistema integrado, así como construir una arquitectura e infraestructura escalable y segura para intercambio masivo de datos, e integrar los DER en los mercados de energía, capacidad y Servicios Complementarios.