Un alto potencial en el país tiene el desarrollo de los sistemas solares fotovoltaicos en la agricultura, lo que se conoce como el agrovoltaico, donde se destacan una serie de beneficios para este sector productivos, como señala a ELECTRICIDAD, Miguel Torres, investigador del Solar Energy Research Center (SERC Chile).

Según el especialista, es necesario avanzar en el financiamiento de estos proyectos, además de aumentar su difusión dentro de la industria agrícola, lo que incluye también a la pequeña agricultura.

Potencial

¿Cuál es el desarrollo actual que tiene el agrovoltaico actual en chile?

El desarrollo actual es muy bajo. Por el lado de la oferta, conozco muy pocos casos en Chile de empresas que desarrollen proyectos agrovoltaicos o que hagan desarrollo de tecnología para esta área. Por el lado de la demanda, entiendo que hay poco conocimiento de esta tecnología, sus distintas formas de implementación, riesgos y beneficios. Chile cuenta con una amplia zona territorial donde podrían instalarse este tipo de proyectos a diferentes niveles de escalamiento: desde pequeños agricultores hasta grandes operaciones agrícolas.

Por otro lado, tenemos los factores ambientales que actualmente afectan a la agricultura nacional: elevados niveles de radiación solar (malo para algunos cultivos, pero bueno para los sistemas PV), desafíos energéticos, climáticos e hídricos. Si consideramos estos factores, estamos técnicamente en una posición ventajosa para el desarrollo de los sistemas agrovoltaicos. Sin embargo, hay dos factores ausentes que son necesarios para impulsar este desarrollo: fuentes de financiamiento pensadas para este tipo de proyectos (especialmente para pequeños agricultores) y difusión de la tecnología agrovoltaica.

miguel-torres1

¿Hay alguna estimación de cuánta capacidad instalada se ha construido con sistema fotovoltaico en el agro?

Conozco cinco o seis proyectos del tipo piloto o experimental de sistemas agrovoltaicos. Principalmente desarrollados por universidades e instituciones como Fraunhofer Chile, a partir del año 2017. En particular, junto con la Universidad de O´Higgins (UOH) se instaló en el campus Colchagua en San Fernando, el primero proyecto a nivel nacional de Invernaderos con tecnología solar fotovoltaica semi-transparente.

¿Cuáles son los principales usos de la energía solar para la actividad productiva agrícola? 

Aquí puedo comentar principalmente de lo que he visto en países como Francia y España, donde el desarrollo de esta tecnología está muy avanzado, sin embargo, la penetración en el mercado es incipiente. Los usos que he visto son principalmente para: bombeo de agua, climatización e iluminación. No obstante, con el proyecto agrovoltaico que desarrollamos en la UOH nos dimos cuenta de que existía un beneficio que no habíamos advertido, y es el de protección del cultivo frente a eventos climáticos extremos (granizadas, radiación extrema, heladas, etc) cuando este tipo de sistemas se implementa a campos abierto en forma de “parrón solar”.

¿Qué desafíos técnicos presenta a futuro esta tecnología?

A nivel local, creo que principalmente el desarrollar una tecnología que se adapte especialmente a los requerimientos de agricultura a pequeña escala. Es decir, desarrollar a bajo costo sistemas fotovoltaicos livianos, flexibles y semitransparentes que sean aptos para su instalación rápida y segura sobre invernaderos de estructuras poco resistentes, como son los invernaderos de PVC tipo túnel que se implementan mucho en Chile. Luego a nivel internacional, ya este año se lanzaron en Europa los primeros estándares para sistemas agrovoltaicos. Este tipo de medidas también ayuda para una mejor implementación y conocimiento de esta tecnología, que actualmente no es muy conocida.