La Comisión de Minería y Energía continuará este martes, 31 de mayo, el debate del proyecto que crea un fondo de estabilización y emergencia energética. La norma establece un nuevo mecanismo de estabilización transitorio de precios de la electricidad para clientes sometidos a regulación de precios.

Los integrantes del grupo manifestaron sus dudas con la suma urgencia (15 días para el trámite) propuesta por el Ejecutivo, que esperaba votar durante la presente jornada el proyecto. Subrayaron que la propuesta debía contar con mayor tiempo de tramitación en la instancia, explican desde la Cámara.

En el debate hubo diversas observaciones. En específico, se apuntó a materias ligadas al coordinador que administrará el fondo de estabilización y emergencia energética. También hubo alcances respecto del pago adicional para financiar el fondo.

El subsecretario de Energía, Julio Maturana, recogió las propuestas y explicó que se realizaran modificaciones con el ánimo de perfeccionar el proyecto.

Según se explicó, la celeridad en el debate que buscaba el Gobierno se debe a la proximidad de las alzas de tarifas para el mes de julio. Los cálculos indican que rondarían entre un 40 a 45 %.

La comisión está citada para este martes 31 de mayo a las 10:30 de la mañana con el ánimo de votar la iniciativa. Posteriormente, continuará su trámite en la Comisión de Hacienda.

Antecedentes

La iniciativa crea un fondo de hasta US$2.000 millones, el cual se financiará de manera solidaria. Es decir, quienes consumen más, pagarán más.

Dicho fondo funcionará como un seguro para el sistema eléctrico y será administrado por el coordinador eléctrico nacional.

El financiamiento será por medio de un cargo adicional, que será diferenciado por tramos de consumo, para que quienes más usan el sistema eléctrico sean quienes más contribuyan.

Así, los usuarios que tengan un consumo mensual menor o igual a 250 kWh quedarán exentos del cargo. Mientras que, aquellos que registren un consumo mensual mayor a 250 y menor o igual a 500 kWh, deberán pagar $0,82 por kWh.

Por otro lado, los usuarios que tengan un consumo mensual mayor a 500 y menor o igual a 1.000 kWh se les cobrará $1,8 por kWh. Y quienes superen los 1.000 pagarán $2,5 por kWh.