Esta semana, en sesión con la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados, el ministro de Energía, Claudio Huepe, mostró los principios del proyecto de ley que busca evitar alzas en las cuentas de luz, en el cual se propone que los grandes consumidores de energía subsidien a los pequeños, además de crear un fondo que permita enfrentar situaciones de emergencia imprevistas, siendo una de sus principales novedades el que diferencia tramos, según el nivel de consumo de cada cliente.

Además, la iniciativa legal contempla «criterios de solidaridad y proporcionalidad de acuerdo a tramos de consumo de kWh mensuales, fijando un tramo exento del cargo para clientes que registren consumos inferiores a 250 kWh».

El integrante de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados, Jaime Mulet, fue uno de los diputados que estuvo presente en la sesión. El legislador señala a ELECTRICIDAD  su opinión respecto al proyecto de ley, donde recalca que lo ve como algo positivo para enfrentar la situación actual.

¿Cómo ve el proyecto de ley del gobierno que busca evitar el alza de las tarifas eléctricas a clientes regulados?

Es algo bueno, lo veo positivo para enfrentar una situación que de alguna manera era inesperada al haberse prolongado una situación de esta naturaleza más allá de lo que se previó hace un par de años atrás, de manera que el gobierno al menos está haciendo frente a esta alza en el precio de la energía.

¿Qué le parece el principio de solidaridad, de que los grandes consumidores subsidien a los que tienen menores consumos?

Me parece correcto, ayer lo conocimos. Hay un beneficio que tienen los grandes consumidores todos los clientes no regulados, libres que se lo otorgan precisamente los clientes regulados que es la estabilidad en el consumo que permite a través de la distribuidora celebrar contratos y estabilizar el sistema. Ellos se benefician obteniendo negociaciones directas con tarifas de casi un 20% más barato promedio, de manera que me parece justa la fórmula que propone el gobierno, precisamente porque el sistema es uno solo y los clientes libres de alguna manera se benefician de los clientes regulados.

¿Cree que el aumento en el pago que deberán afectar a los grandes consumidores pueda afectar la cadena de valor, en el caso de que ellos traspasen esta mayor costos a sus productos finales para el consumo?

Yo creo que esta es una situación transitoria y de alguna manera, los costos asociados a la energía en general están siendo traspasados y es parte del problema que tenemos con el aumento del IPC, el problema de la inflación. Es una probabilidad, sin lugar a dudas, pero hay que entender que es transitorio también. Y ahí tendrán que prever de qué manera traspasan o si no traspasan y postergan algunas alzas o la aplanan haciendo un esfuerzo propio.

¿Cree que esta alza afectará a la minería, que es el principal cliente libre del sistema eléctrico?

No, de ninguna manera. Uno de los problemas del alza es el alto precio del dólar y la minería se beneficia con el alto precio del dólar. Si bien es cierto, le aumenta el costo de uno de sus componentes básicos importantes, con el precio del cobre particularmente sobre cuatro dólares la libra, el sector minero no se va a ver afectado. Le va a incidir, significa una aumento en uno de sus costos, pero los beneficios que se están obteniendo por la misma alza del precio del dólar son mayores.

¿Cree que esta alza pueda afectar en particular a la pequeña y mediana minería?

Creo que sin duda le puede afectar, ya que son consumidores de energía. Pero más bien, es un sector que se va a ver complicado en el caso de los que usan energía eléctrica. Hay muchos que usan otro tipo de energía, como el petróleo, que ya están afectados. Creo que van a verse directamente afectados, ya que ellos tienen evidentemente costos que son mucho mayores a la gran minería, así que es un sector que sin duda se verá afectado.