Un exhaustivo análisis del rol del directorio de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) y la necesidad de generar un nuevo gobierno corporativo –en el breve plazo-, abordaron los integrantes de la Comisión de Minería y Energía. Esto, luego de conocer la alerta anunciada por la estatal el pasado fin de semana, respecto al riesgo de desabastecimiento de combustible.

Los senadores Loreto Carvajal, presidenta; Juan Luis Castro, Esteban Velásquez, José Miguel Durana y Yasna Provoste, recibieron a representantes de la compañía y de los trabajadores de ésta, sin embargo lamentaron la ausencia del gerente general, Julio Aranis, y su director, José Luis Mardones. En contrapartida, se hizo presente el ministro de Energía, Claudio Huepe; y el subsecretario de la cartera, Julio Maturana

Reunión

En ese contexto, la Comisión de Minería y Energía recibió a algunos ejecutivos de Enap, entre ellos el gerente de Operaciones Refinerías, Patricio Farfán; el gerente de Recursos Humanos, Andrés León; y el director Legal de Aprovisionamiento, Marcelo Aguilar.

Los profesionales respondieron las preguntas de los senadores que -en ese momento- apuntaban a determinar responsabilidades sobre las negociaciones con los trabajadores subcontratados que llevaron a la crisis, y explicar la decisión de informar de un potencial desabastecimiento de combustible generando alarma pública

Los aludidos indicaron que lo primero, siempre ha sido asegurar el suministro pero “por primera vez eso se ha visto en riesgo. Nunca habíamos estado en esta situación que va más allá de nuestro alcance”. Acto seguido y yendo al fondo del problema, reconocieron que aun cuando “no tenemos una relación laboral con los subcontratistas movilizados, sí hay acuerdos marcos estrictos en nuestra condición de mandantes”.

Desde lo operacional, aseguraron que “con el bloqueo de la refinería nos vimos obligados a paralizar las faenas porque estaba siendo peligroso trabajar en condiciones hostiles para nuestros trabajadores (…) y respondiendo a la ley de mercado de valores, también nos vimos obligados a informar de la situación mediante un hecho esencial”.

La estatal detalló la situación del país asegurando que gran parte del abastecimiento «dependía de la reserva de los estanques que tenían los distribuidores. En el caso de Linares, por ejemplo, el suministro de diésel duraba hasta la noche del 9 de mayo», se informó.

A la misma hora en que se desarrollaba la sesión, el Ministerio de Energía autorizó a Carabineros desalojar a aquellos que ocupaban el terminal en Hualpén y las rutas conlindantes. De hecho, el ministro Huepe respondiendo a las dudas de los legisladores que comenzaban a conocer la noticia, admitió que “era necesario para garantizar el suministro de combustible pero eso no significa que se termine el diálogo con los afectados, es más la Dirección del Trabajo (DT) encabezará una mesa especial”, explicó.

Acuerdos

Tras la cita los senadores acordaron oficiar a la Contraloría para conocer los fundamentos del comunicado público que provocó alarma pública; y al Ministerio de Energía para que sincere los avances que existen en la redacción del proyecto de un gobierno corporativo de Enap, e informe sobre la investigación que realice del caso.

Asimismo, la Comisión decidió fijar una fecha para sesionar en una de las plantas de Enap, de manera de conocer en terreno la realidad de las faenas y la relación laboral que se da entre sus distintos operarios.