Enap, mediante un hecho esencial, señaló que debido a la compleja situación que ha afectado a la compañía en los últimos días, producto de la toma de accesos de nuestra refinería Biobío y del Terminal Marítimo San Vicente, no cuenta con los servicios logísticos necesarios para despachar y/o abastecer de gasolina, diésel y kerosene doméstico.

En el documento Enap señala que: «Esta es una situación inédita para la empresa y hemos dado el aviso correspondiente a las distintas autoridades conforme a nuestras obligaciones legales y normativas, informando que la compañía desde hoy no cuenta con los servicios logísticos necesarios para despachar y/o abastecer de gasolina, diésel y kerosene doméstico, entre otros».

Del mismo modo, aseguran que «La empresa ha realizado todos los esfuerzos para mantener la cadena de suministro de combustibles y cumplir con su función estratégica para Chile, pero la seguridad de las personas y de nuestras instalaciones es lo primero por lo que debemos velar. En base a lo anterior y dado que en la situación actual esto se hace insostenible, junto con los riesgos que acarrea para las operaciones, debimos tomar esta determinación».

Finalmente, explican que «se encuentran evaluando los impactos operativos y financieros de los hechos descritos y las potenciales medidas de mitigación a adoptar en el corto plazo. A esta fecha, no es posible prever la duración de las circunstancias descritas».