El proyecto“Subestación Seccionadora Agua Amarga 220 kV”, perteneciente a Transquinta, obtuvo aprobación ambiental para su construcción en la comuna de Vallenar, en la Región de Atacama, donde considera una inversión de US$10,3 millones.

La inciativa se enmarca en el desarrollo de obras de los planes de expansión de la transmisión, con el propósito de propósito de «aumentar la capacidad de transporte de energía y de transformación del Sistema de transmisión de la Región de Atacama, mejorando la flexibilidad, confiabilidad y calidad de servicio a los clientes de la zona, respetando las restricciones técnicas y operativas».

La construcción y operación de nueva obra de infraestructura energética está pensada para el seccionamiento de la eléctrica Línea Punta Colorada-Maitencillo 2x220kV tramo Maitencillo-Don Héctor. Para ello se habilitará un patio de 220 kV, donde se construirán dos diagonales necesarias para el seccionamiento de la línea previamente indicada y espacios para dos diagonales con plataforma y barra extendida que permitan la conexión de los nuevos proyectos de generación y transmisión de la zona.

Para el seccionamiento se considera la construcción de una línea de aproximadamente 720 metros de longitud, para lo cual se requiere, la habilitación de cuatro (torres de alta tensión que permitirán redireccionar la línea eléctrica hace la nueva subestación seccionadora Agua Amarga.

Según Transquinta, el proyecto «se emplazará al interior del proyecto PV Domeyko el cual fue aprobado ambientalmente mediante RCA N°187/2016».