A calificación ambiental ingresó el proyecto «Central fotovoltaica Inca de Varas I», de Global Power Generation, el cual busca emplazarse en la comuna de Copiapó, en la Región de Atacama, bajo una inversión estimada de US$90 millones.

La iniciativa contempla la construcción y operación de 144.928 paneles fotovoltaicos, cada uno con una potencia nominal de 545 Wp, totalizando una potencia instalada de 79 MW, emplazado en un predio de superficie aproximada de 122 hectáreas, haciendo uso de la tecnología de paneles fotovoltaicos bifaciales para la captación y transformación de la energía solar en electricidad.

«La energía generada pasa a través de los Centros de Transformación (CT) para luego ser evacuada a través de una canalización subterránea de 33 kV, que conducirá la energía eléctrica desde cada centro de transformación hacia la Subestación Elevadora Inca de Varas I 33/220 kV desde donde se conectará, a través de una Línea de Transmisión Eléctrica (LTE) de una longitud aproximada de 1,6 km y tensión de 220 kV, cuya faja de seguridad está contenida en la franja de servidumbre, que comprende una superficie de 7,5 ha, a la Subestación Carrera Pinto existente, perteneciente a Transelec S.A.», informa el desarrollador del proyecto al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

El proyecto considera crear hasta 500 empleos durante la fase máxima de construcción, estimando que el inicio de las obras sea en el primer semestre de 2023, con una entrada en operaciones para la primera mitad de 2024.