La empresa Aggreko diseñó un sistema de energía híbrido para el suministro de la mina de oro a cielo abierto Salares Norte (Gold Fields), ubicada a 190 km de la comuna de El Salvador y a más de 4.500 metros de altura, consistente en una capacidad instalada de 24,6 MW, los que se dividen en 9,9 MW con tecnología fotovoltaica y otros 14,7 MW con diésel.

La planta térmica ya fue instalada, mientras que la construcción de la planta fotovoltaicam entrando en funcionamiento durante el primer trimestre de 2024. Una vez terminado, el proyecto generará ahorros de US$7,4 millones en el costo de energía por los próximos 10 años y otros U$S1,1 millones en ahorros de impuestos al carbono, lo que se traduce en 104 mil toneladas de emisiones de carbono ahorradas durante la vida útil del proyecto.

Según Pablo Varela, director ejecutivo de Aggreko para LAM: “A medida que la transición energética continúa acelerándose, nuestros clientes buscan cada vez más soluciones de energía flexibles, que puedan respaldar las operaciones de manera confiable mientras reducen las emisiones de carbono y los costos. Las soluciones híbridas, como el que estamos desplegando para Salares Norte, permiten un suministro eléctrico confiable y flexible a la vez, que reducen las emisiones de carbono gracias a la incorporación de paneles solares como parte del sistema. Tener un producto estandarizado como este proporciona el tipo de consistencia y confiabilidad que nuestros clientes esperan de nosotros”.

Este es un proyecto Off Grid, que no está conectado a la red eléctrica, siendo la instalación de energía híbrida más grande en América Latina. Además, superará los estándares ambientales y se alinea a los estándares de Gold Fields, de un mínimo de 20% de generación de energía renovable para sus operaciones mineras.

Según Illia Stifel, gerente regional de Desarrollo de Negocios de Aggreko, la idea es focalizarse en sectores específicos como son la minería y utilities, aportando mayor valor y marcando la diferencia en costo y cómo se produce la energía. En este proyecto, por ejemplo, acompañamos en el proceso de la descarbonización de la mina con la mejor tecnología, la cual permite a las mineras comenzar sus operaciones de forma más rápida, económica y limpia”, afirmó.

Aggreko se propuso la meta de convertirse en una empresa cero emisiones para el 2050, alineándose con el Acuerdo de París. Para ello, implementará una estrategia de cambio de la matriz energética con la cual esperan reducir las emisiones a 50%, para 2030.