La reconversión de los camiones de extracción de alto tonelaje (CAEX) en la minería es una de las medidas de descarbonización del sector que mayor potencial presenta, para incorporar tecnologías menos contaminantes que contribuyan a reducir las emisiones de carbono en la industria.

Según Gianni López, director del Centro Mario Molina, la electromovilidad es una de las mayores posibilidades para avanzar en minería verde, por lo que destaca el desafío de descarbonizar las operaciones mineras, particularmente en los CAEX, considerando que en Chile existen más de 2.200 de estos vehículos.

“Si uno se imagina un proceso de reconversión de esta flota, a 2040, para cumplir con los desafíos de carbono neutralidad, pueden ser más de US$20.000 millones de inversión, en tecnologías como baterías o de celdas de combustibles con hidrógeno, siendo el proceso de transformación tecnológica más grande que habrá en el país en los próximos 20 años”, asevera.

El especialista recordó los resultados de un estudio sobre minería y cambio climático, en que se señala que dentro de las emisiones de alcance 1 en la minería, “lo más relevante está asociado al consumo de los camiones CAEX en la operación de la mina”.

López también precisó que el mayor consumo de diésel está en estos vehículos, representando el 70% en promedio, razón por la cual resaltó la importancia de avanzar en la reconversión de camiones CAEX, siendo una oportunidad para la fabricación de baterías.