Considerando la crisis de los precios de los combustibles producto de la guerra entre Rusia y Ucrania, un grupo transversal de congresistas ha abogado por establecer una serie de medidas que permitan atenuar las alzas no solo de las gasolinas sino también de la parafina, el gas licuado y la electricidad.

El texto solicita al Ejecutivo que, si lo tiene a bien, se sirva implementar medidas urgentes para paliar el alza de las fuentes de energía que se indican.

Propuestas

-Implementar medidas para combatir el alza en el gas licuado domiciliario y la parafina, similares a las realizadas con el Mecanismo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (MEPCO). Cabe recordar que hace pocas semanas, el Congreso aumentó el doble los fondos de este mecanismo conteniendo el incremento de precios de la bencina y el diésel.

Reactivar el Fondo de Estabilización de Precios del Petróleo (FEPP) mediante el envío con carácter de urgente al Congreso Nacional, de un mensaje presidencial que inyecte recursos especiales al Fondo, y de esa manera contrapesar vía subsidio el alza al precio de la parafina, actuando de esta manera sobre la oferta. Es importante mencionar que el FEPP se aplicó hasta el 2011 para contener el valor de este producto típico de invierno, de los vaivenes internacionales.

-Poner urgencia al proyecto que modifica diversos cuerpos legales con el objeto de aumentar competencias, eliminar abusos y permitir la distribución por nuevos actores, en el sector del gas  y patrocinar indicaciones para introducir medidas de corto plazo para bajar los precios al gas. La norma está en primer trámite en la Comisión de Economía del Senado, donde comenzó a discutirse en diciembre pasado.

-Informar respecto al uso de los recursos del Fondo de Estabilización de Precios de la Energía Eléctrica a, su suficiencia, o eventual inyección de recursos para frenar futuras alzas. El fondo creado a través de la ley N° 21.185, tiene un tope de 1350 millones de dólares sin embargo, este monto se habría ampliamente sobrepasado.

-Presentar una iniciativa legal, renovar la urgencia de tramitación del proyecto de ley de portabilidad eléctrica  que se encuentra en primer trámite en la Cámara Baja, o una análoga para resolver el problema de fondo de las alzas.