En enero pasado el pago total por Servicios Complementarios que se realizan en el Sistema Eléctrico Nacional ascendió a US$19,1 millones, lo que equivale a US$3 por MWh, en circunstancias de que en enero de 2020 se cancelaban US$0,8 /MWh.

Así lo señala el reporte mensual que publica la Asociación de Clientes Eléctricos No Regulados (Acenor A.G.), para monitorear la operación eficiente del sistema y los cargos a clientes finales,

«A nivel agregado, puede observarse que el primer mes del año 2022 alcanzó los 19,1 millones de dólares, valor similar al mismo mes del año 2021 (19,6 millones de dólares), pero significativamente mayor al mes de enero de 2020 (4,8 millones de dólares). Respecto a diciembre de 2021, el aumento fue de 6,2%. Por lo tanto, se evidencian las mismas condiciones de aumentos en costos de SSCC producto de un bajo aporte de centrales hidroeléctricas y de las restricciones que se han impuesto para evitar un racionamiento eléctrico, a partir del decreto supremo N°51-2021 del Ministerio de Energía», señala el informe gremial.

Y se agrega: «Cuando estos valores se expresan en términos de USD/MWh, se observa que el pago de enero alcanzó los 3 USD/MWh, mientras que en 2021 fue de 3,2 USD/MWh mensuales, pero en enero 2020 alcanzaba 0,8 USD/MWh».

Según el reporte, los Servicios Complementarios más relevantes en términos de remuneración, «se observa que el Control Primario de Frecuencia (CPF) ha dejado de ser el principal componente para pago, pasando a ser más relevantes los pagos por Control Secundario de Frecuencia (CSF) y Control Terciario de Frecuencia (CTF). En cambio, los cargos por Infraestructura, control de tensión, Costo Combustible Adicional y Costo Recurso Adicional (CRA+CCA) se han mantenido relativamente estables».

 

La asociación gremial recordó que este es un tema relevante para los clientes eléctricos, «dado que las remuneraciones a nueva infraestructura son financiadas por los usuarios finales, mientras que la remuneración por la prestación de los recursos técnicos requeridos en la operación del sistema eléctrico, son de cargo de las empresas generadoras que efectúan retiros destinados a usuarios finales».