Con el apoyo del Comité Corfo de Antofagasta, se realizó el lanzamiento del programa #H2VA, un bien público cuyo objetivo es el levantamiento de casos de uso y servicios tecnológicos para el desarrollo de un Hub de hidrógeno verde en dicha región.

El investigador principal de Energía en Centro Científico Tecnológico Región de Antofagasta, Lindley Maxwell expuso sobre el objetivo del programa, el cual es contribuir al desarrollo de bienes públicos destinados a reducir asimetrías de información y fallas de mercado, con el propósito de mejorar la competitividad y el desarrollo sostenible de la industria energética de la zona.

Maxwell inició explicando que «en el mundo se habla bastante del potencial que posee Chile para producir hidrógeno a bajo costo y ser el principal productor mundial debido a sus ventajas comparativas y debemos nivelar las competitivas, ese esfuerzo requiere un trabajo multidisciplinario entre actores públicos y privados para desarrollar economía del futuro».

Agregó que, «siendo el problema las brechas de conocimiento, sociales y coordinación entre potenciales proveedores y grandes empresas en torno a la incipiente industria del H2V en la región, se proponen las siguientes soluciones»:

Una plataforma online, que mostrará información de distintos actores involucrados en temáticas relacionadas al H2V y sus derivados, en cualquier segmento de la cadena de valor, con el objetivo de presentar las capacidades disponibles en la región.

Un mecanismo de vinculación entre actores potenciales: este replicará y adaptará componentes de otros casos internacionales similares, como el cluster de energías renovables de Hamburgo.

Los objetivos principales del proyecto son evaluar, mapear, categorizar e integrar a los proveedores, identificar y validar los casos del uso de hidrógeno y diseñar un modelo de Hub regional. 

Los resultados deben apuntar a incrementar el número de empresas de diversos tamaños que presten servicios o se encuentren desarrollando proyectos asociados a la cadena de valor del hidrógeno. También, potenciar en el mediano plazo el consumo de hidrógeno en operaciones donde se ocupen combustibles fósiles y posicionar a la región de Antofagasta como el polo de desarrollo mundial de producción de h2. 

Entre sus riesgos, se encuentra la baja convocatoria de proveedores interesados, la falta de acceso a información reservada de los actores (caracterización categorización), falta de regulación específica del hidrógeno como combustible y la falta de coordinación entre los actores.