Además de las preocupaciones sociales y políticas, una de las preocupaciones actuales de todos los sectores económicos son los efectos que podría tener la guerra entre Rusia y Ucrania con los precios.

El director ejecutivo de Electroconsultores, Francisco Aguirre, explica a ELECTRICIDAD cómo se han visto influenciados los precios por esta situación, además de analizar el impacto a la situación de estrechez, donde destacó que “no tiene nada que ver en el sentido de precios, la situación de estrechez es un costo que nosotros estamos pagando por varios motivos”.

¿Cómo ve la situación actual de los precios de combustibles por la guerra en Ucrania y su impacto en el sector energético chileno?

El impacto de combustibles más caros, particularmente petróleo y carbón va directo a la vena de los costos del sistema eléctrico, porque con los costos marginales que dependen de unidades que son diésel hoy en Chile, esos costos marginales están a cargo del petróleo. Entonces los costos marginales en algunas zonas, están a precios sobre US $200, cuando los precios de contrato están a US $50 por kw de contrato. Entonces hay que ver el costo que significa para las empresas eléctricas que comercializan, el sobrellevar contratos en los que por cada kw por hora están perdiendo 200 dólares. Ese es un efecto muy nocivo para las empresas eléctricas en general. O sea, el alza de precios de los combustibles va directo a la vena de costos y esos costos hoy están altísimos. Con carbón lo mismo, a sobre US$100 la tonelada significa que la energía de base también es muy cara y por lo tanto, los costos de producción están muy altos con todas las consecuencias que esto tiene.

¿Qué impacto tendría para la situación de estrechez?

No tiene nada que ver con la situación de estrechez en el sentido de precios, la situación de estrechez es un costo que nosotros estamos pagando por varios motivos. Uno de ellos es que tenemos un año seco, muy poca agua acumulada y este año seco con un sistema que ya no es el hidroeléctrico de hace 20 años atrás. Ahora es muy poco hidroeléctrico, pero con tanta energía renovable la hidroelectricidad y particularmente la energía que está embalsada vale oro, pero en la medida que tenemos ausencia de lluvias, porque tenemos una condición de embalses muy bajas, además hoy día en Chile ya no se pueden desarrollar embalses como lo hacíamos años atrás porque cada vez que uno habla de esto aparece un grupo de opositores que se opone a este tipo de desarrollos y además todo el mundo está enamorado de las energías renovables que tienen una parte muy bonita, pero por otro lado tienen defectos que son fuertes y son las energías renovables las que necesitan tener un bastón de apoyo, que significa  poder instalar grandes sistemas de transmisión los cuales también hay mucha gente que se opone, y las energías renovables son de carácter intermitente y por lo tanto, necesita el apoyo del combustible diésel y seguir instalando motores diésel para poder afirmar un sistema eléctrico que tiene sus defectos hoy día. Entonces, la estrechez que hay hoy en el abastecimiento deriva de varias razones, una razón es la falta de agua, la segunda es que en Chile no hemos desarrollado embalses y en tercer lugar con tanta energía renovable lo que necesitamos son enormes sistemas de transmisión que hoy día cuesta desarrollar y que están demorando más tiempo de la cuenta y hay que hacer inversiones y ese es un problema mayor que nos tiene con estrechez.

¿Cómo ve el decreto de racionamiento publicado por el Ministerio?

No tiene ninguna novedad, es el mismo decreto de racionamiento con algunas actualizaciones. Son los mismos decretos de racionamiento que vienen desde los años 80-90, con obviamente ciertas actualizaciones que le permiten a los clientes incluso comercializar cupos de demanda para reducirla y cederla al sistema o algunas innovaciones interesantes que en el fondo, no cambian el decreto en el aspecto esencial sino que cambian la forma de ver el problema. Lo principal, lo que habilita es a las empresas para que puedan incumplir sus contratos y sus compromisos de producción y abastecimiento de contratos.

¿Qué le parece el rol del Coordinador en este tema?
Bueno, el rol del Coordinador es esencial ya que es un sistema que tiene tanta variedad de tecnologías, con tanta estrechez, tantas restricciones sin una coordinación general de sistema, esto no podría existir. Hace una pega que tal como la ley de 1982 -más de 40 años de vigencia- tiene las mismas obligaciones de siempre, en primer lugar operar con seguridad, economía y en tercer lugar garantizando que el balance de producción y consumo se haga a través de los sistemas de transmisión con libre acceso. Esas tres funciones del Coordinador son las mismas del 1982, que cambió las reglas del juego en Chile y siguen siendo exactamente las mismas pero cada día más difíciles derivado a que hoy existe una variedad enorme de tecnologías, que también tienen sus defectos.