Luego del análisis de diversos antecedentes, el Primer Tribunal Ambiental dejó en acuerdo la reclamación de la comunidad indígena Wara (R-57-2021) por la calificación favorable del proyecto fotovoltaico de la empresa Colbún que se desarrollará en la Región de Atacama. Ahora será el ministro Mauricio Oviedo quien redactará la sentencia que se dará a conocer en las próximas semanas.

Recordemos que la controversia de esta causa radica en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) otorgada por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) a los proyectos fotovoltaicos Diego de Almagro Sur 1 y 2, lo que fue cuestionado por la comunidad indígena, ya que no fueron reconocidos como tales y no se efectuó consulta indígena en el proceso de evaluación ambiental.

En la audiencia de alegatos, que se efectuó a fines de febrero, el abogado de la comunidad Wara, Juan Lautaro Loncón, aseguró que la resolución del SEA genera una infracción porque la autoridad administrativa no identificó impactos ambientales significativos.

Mientras, el Servicio de Evaluación Ambiental y la empresa reafirmaron que el proyecto no genera impactos significativos sobre los sistemas de vida y costumbres de pueblos indígenas, porque la comunidad Colla más cercana se ubica a 45 kilómetros.

Otro aspecto respecto al cual se pronunciará el tribunal en su sentencia tendrá relación con el plazo para interponer reclamaciones para invalidar los actos administrativos, en este caso de la RCA, ya sea si se trata de 30 días o de dos años.

Comunidad

La comunidad indígena Wara es una comunidad Colla que se reconoce como trashumantes mineros, distinto al resto de las comunidades de esta etnia que se dedican a la ganadería.

Proyectos

Los proyectos fotovoltaicos se ubican en la comuna de Diego de Almagro, Región de Atacama, y contemplan en su conjunto una potencia aproximada de 200 megawatts.

Estarán ubicados en un terreno total de 330 hectáreas y comenzó su fase de construcción a fines de 2020.