El conflicto bélico entre Ucrania y Rusia dejará consecuencias en el escenario energético chileno también, y será uno de los desafíos que deberá abordar el gobierno entrante del Presidente Gabriel Boric, ya que esta situación agrava la escasez de hidrocarburos según señala el documento titulado “La invasión a Ucrania y el escenario energético para Chile” que hizo Valgesta Nueva Energía y Andes Risk Group.

“La invasión a Ucrania es una nueva mala noticia en el contexto energético de Chile, puesto que agrava uno de los factores de la crisis: la escasez de hidrocarburos, reflejada en precios internacionales récord en los últimos meses”, señala el documento en primera instancia.

Asimismo agregan que, “por ejemplo, para el mes de febrero de este año se evidencia un aumento del 125,8% en el precio del carbón, alcanzando un valor promedio de 180,6 [USD/Ton] declarado por las empresas al SEN. De manera similar, se registra un aumento de 72,3% en el precio del GNL, alcanzando un valor promedio mensual de 13,46 [USD/MMBtu]”.

Finalmente, afirman que, “la invasión rusa se produce en un momento de gran volatilidad de los precios en los mercados europeos del gas, que han registrado precios récord en los últimos meses. S&P Global Platts evaluó el TTF holandés en 88,85 EUR/MWh el 23 de febrero, un aumento del 24 % desde el 21 de febrero”, concluyen en primera instancia.

Chile

Según afirma el documento, explican que “el impacto sobre los países periféricos y sobre aquellos que dependemos del comercio internacional, tanto para el suministro como provisión de commodities, exigirá tomar decisiones estratégicas tanto de política exterior (“alineamiento” con Occidente y profundización de alianzas estratégicas regionales) como de política interior (estrategia de transición energética segura). La geopolítica vuelve a tomar un rol principal después de esta crisis”.

Además, agregan que, “en el corto plazo, como ya lo señalamos, el Gobierno tendrá que lidiar con el fantasma del racionamiento. Hace apenas dos semanas el suministro de combustible para vehículos menores tuvo restricciones de abastecimiento en la región de Los Lagos y Los Ríos; el abastecimiento de diésel para generación eléctrica en la misma zona es escaso y el Coordinador Eléctrico Nacional está utilizando las reservas de agua guardada en el lago Chapo para evitar cortes de suministro para la zona de Puerto Montt y Chiloé”.

“Lo que pueda pasar a partir de marzo en la zona dependerá básicamente de los esfuerzos que realicen los proveedores de diésel y de la fortuna de contar con lluvias que no se esperan por el momento”, agregaron.

Asimismo, concluyen que, “en este sentido, se requiere que las nuevas autoridades adopten en el más breve plazo decisiones regulatorias que tengan por objeto asegurar los niveles necesarios de abastecimiento de hidrocarburos, especialmente GNL y diésel, frente al peor escenario eléctrico posible: probabilidad de un año extremadamente seco, bajo aporte renovable en ciertos períodos y fallas de centrales relevantes para el sistema”.

Finalmente aseguran que el desafío del Presidente Gabriel Boric será enorme, “estimamos que empujar decididamente la integración energética regional, partiendo por la integración eléctrica con Argentina y el Cono Sur es clave en este escenario”.

Para leer el documento completo debes hacer clic aquí.