Sierra Gorda, uno de los principales productores de concentrado de cobre y molibdeno en Chile y el mundo, se unió recientemente a la Asociación de Clientes Eléctricos No Regulados (Acenor A.G.).

Con 25 años de historia y ahora 21 asociados, la asociación gremial representa los intereses de los clientes libres, es decir, de las empresas cuya potencia conectada es superior a 500 kW y ha optado por esta categoría o tiene una potencia conectada superior a 5 MW.

“Cada día se hace más relevante la participación activa en los cambios regulatorios y el monitoreo de la operación eficiente del sistema y de los distintos cargos a los clientes”, explica el director ejecutivo de Acenor, Javier Bustos, quien detalla que actualmente los asociados pertenecen a diversos sectores industriales del país, representando a más del 40% de la demanda máxima nacional.

La planta de Sierra Gorda, ubicada a 60 km de la ciudad de Calama, produce concentrados con minerales de baja ley de sulfuros de cobre, contando con una capacidad aprobada de 230.000 toneladas métricas por día (TPD) y una potencia conectada de 170 MW.