La inversión global en la transición energética totalizó US$755.000 millones en 2021, logrando un nuevo récord, según el informe Energy Transition Investment Trends 2022,  publicado por  BloombergNEF, donde se constata que los capitales se incrementaron en los sectores de energía renovable, el almacenamiento de energía, el transporte electrificado, el calor electrificado, la energía nuclear, el hidrógeno y los materiales sostenibles.

Según el documento, la energía renovable sigue siendo el sector más grande en términos de inversión, alcanzando un nuevo récord de US$366.000 millones comprometidos en 2021, un 6,5 % más que el año anterior. El transporte electrificado, que incluye el gasto en vehículos eléctricos e infraestructura asociada, fue el segundo sector más grande con una inversión de US$273.000 millones. Con el aumento de las ventas de vehículos eléctricos, este sector creció a una tasa de 77% en 2021 y podría superar a las energías renovables en términos de dólares en 2022.

 

La energía limpia y la electrificación (que comprende energías renovables, energía nuclear, almacenamiento de energía, transporte electrificado y calor electrificado) representaron la gran mayoría de la inversión con US$731.000 millones. El hidrógeno, la captura y el almacenamiento de carbono y los materiales sostenibles formaron el resto, por un total de US$24.000 millones.

Albert Cheung, jefe de análisis de BloombergNEF, sostuvo que el aumento de 27 % «es una señal alentadora de que los inversores, los gobiernos y las empresas están más comprometidos que nunca con la transición baja en carbono y la ven como parte de la solución a la actual turbulencia energética. mercados».