En 2018, la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.) adhirió a la Iniciativa de Paridad de Género–IPG Chile, una alianza del sector público y privado impulsada por el Banco Interamericano de Desarrollo, el Foro Económico Mundial y el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género de Chile, cuyo propósito es transformar los contextos que perpetúan las brechas económicas de género en nuestro país, además de promover la participación y el progreso de las mujeres en el mundo del trabajo.

Durante 2021 el gremio entregó su plan de acción en materia de género para el 2022, además de avanzar en la encuesta de autodiagnóstico para actualizar sus compromisos. Y con este último objetivo nace el Sello IPG 2021-2022, para reconocer a aquellas empresas adheridas a la IPG que se encuentran trabajando en sus planes de acción después de haber recibido su reporte de la encuesta de auto diagnóstico.

“Reconocemos profundamente el compromiso de Acera con una visión de futuro donde hombres y mujeres puedan desarrollarse laboral y profesionalmente en igualdad de condiciones”, señaló Francisca Hevia, secretaria ejecutiva de IPG Chile.

La directora ejecutiva de Acera, Ana Lía Rojas, destacó la importancia de fomentar tempranamente la participación femenina en el camino de la transición energética que vive Chile: “El hecho de tener mujeres liderando organismos que logren hacer la diferencia del punto de vista de los mensajes, de las formas de resolver los problemas y administrar los recursos con los que se dispone, es crucial. Cuando hablamos de transición energética del país, o la transformación de una matriz eléctrica en una empresa específica, las mujeres han demostrado tener herramientas e incidencias en el entendimiento general de otros involucrados”.

La alianza entre IPG Chile y Acera tiene por finalidad establecer una instancia de colaboración que permita la generación de herramientas para el logro de los objetivos de IPG Chile, a fin de disminuir las brechas que impiden el crecimiento y desarrollo laboral de las mujeres en el trabajo y promover herramientas de equidad, corresposabilidad y cambio cultural, entre otros.