Un actor relevante en materia de almacenamiento de energía pretende ser Colbún, para lo cual están dando los primeros pasos en el desarrollo de estas tecnologías, con el proyecto de baterías que incorporarán a su proyecto Diego de Almagro Solar, como señala Juan Salinas, gerente de Gestión de Energía de la compañía.

Según el ejecutivo, la idea no es solo avanzar en el almacenamiento a gran escala en el sistema eléctrico, sino que también concentrarse en el almacenamiento a nivel residencial para todo lo que es el impulso a la electromovildad y al autoconsumo mediante proyectos de Net Billing.

Panorama

¿Qué perspectivas tiene Colbún respecto al almacenamiento de energía en el Sistema Eléctrico Nacional?

Tanto en Chile como en el mundo, el almacenamiento será un elemento fundamental para los sistemas eléctricos dado el rol que se espera cumplan complementando la intermitencia propia de las energías renovables de fuentes variables, en particular las tecnologías solares y eólicas.

En Colbún aspiramos a ser un participe relevante en el negocio del almacenamiento y así contribuir con la estabilidad y sostenibilidad del sistema eléctrico chileno. Este desafío se refuerza con nuestros activos hidroeléctricos, fundamentales como complemento a las fuentes variables, y con Colbún Soluciones by efizity, donde estamos impulsando con fuerza soluciones de valor agregado tales como la eficiencia energética, infraestructura para la electromovilidad, autogeneración con paneles solares y almacenamiento para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

¿Cuáles son las principales oportunidades y barreras que aprecian para el crecimiento de esta tecnologías?

Como oportunidades, las condiciones geográficas y naturales de nuestro país (desierto, vientos) propician al desarrollo de las energías renovables de fuentes variables y con ello el desafío de desarrollar sistemas de almacenamiento como una oportunidad para complementar la intermitencia de las mencionadas energías.

Lo anterior adquiere aún mayor relevancia en el contexto actual donde enfrentamos un aumento en la demanda energética, un sistema de transmisión exigido, una apremiante sequía, un plan nacional de descarbonización y una alta demanda mundial por combustibles fósiles. Todos, factores que realzan aún más la necesidad de potenciar las energías renovables de fuente variable con mecanismos que mitiguen su intermitencia.

Dado que los sistemas de almacenamiento permiten regular el momento en que se entrega la energía al sistema, éstos contribuyen a: posponer la oferta de energía disponible para los momentos de mayor demanda; y descomprimir el sistema de transmisión y traslado de energía sostenible a centros de consumo ubicado en otras zonas del país.

Como barreras están, los desafíos normativos van por el lado de señales regulatorias claras que establezcan los incentivos correctos para invertir en dichas tecnologías. En ese sentido, estamos analizando el contenido y alcance del proyecto de ley sobre almacenamiento que el Gobierno acaba de enviar al Congreso el viernes pasado.

También están los desafíos de transmisión, donde es importante contar con las inversiones necesarias en infraestructura de transmisión que permitan llevar la generación eólica y solar hacia los centros poblados. Y, finalmente, están los desafíos financieros, en que el costo de esta tecnología aún es alto y su penetración incipiente por lo que, de momento, estos proyectos necesitan seguir avanzando en su curva de madurez para ser lo suficientemente competitivos.

¿Cuáles son los planes de Colbún a futuro en esta tecnología?

Contemplamos incluir sistemas de almacenamiento en la mayoría de nuestros proyectos renovables. Hoy estamos dando un paso inicial con esta iniciativa de almacenamiento de baterías por 8 MW/32 MWh asociado a nuestro proyecto solar Diego de Almagro (230 MW, región de Atacama) que entrará en operación el cuarto trimestre de 2022.

Daremos a conocer oportunamente los demás proyectos en esta área, los cuales contribuirán a pavimentar nuestro crecimiento en este segmento y también apoyarán a logar con los desafíos de almacenamiento de nuestro país.