El 7 de febrero próximo vence el plazo de la consulta pública del regalmento de instaladores que operen en el ámbito de la energía, el cual fue dado a conocer por el ministerio del ramo.

El objetivo del borrador es unificar, actualizar y perfeccionar la reglamentación vigente referida a instaladores eléctricos y de gas.

Tambipen se busca establecer los requisitos para obtener las licencias de instalador eléctrico y las licencias de instalador asociado a instalaciones de gas, con el fin de garantizar que dichas instalaciones, equipos o artefactos cumplan con las condiciones de seguridad, eficiencia energética y que no constituyan un peligro para las personas y las cosas.

Otro de sus objetivo es establecer las atribuciones de cada clase de instalador relacionado a instalaciones eléctricas o de gas.

Esta normativa, vigente desde 1983, fue revisada por el Ministerio, «a fin de flexibilizar las atribuciones que otorga cada clase de licencia, para que incluyan un espectro más amplio de instalaciones y nuevas tecnologías, así como que se abarque a la totalidad de instaladores mediante un reglamento de instaladores que operen en el ámbito de la energía, y que en definitiva agruparía en un solo cuerpo normativo las exigencias aplicables a los distintos tipos de instaladores.»